Saltar al contenido

Consternación y llantos en la sepultura del pequeño Leonel que murió atropellado

  1. MÉRIDA, Yucatán, 21 de junio.- “Leonel, ahora es un ángel y ya está a lado de Dios”, fueron las palabras con que despidieron al pequeño Leonel de 3 años, que fue sepultado está tarde en el cementerio Xoclán, en medio de gran consternación de sus padres y familiares que piden todo el peso de la ley para la responsable

Cerca del mediodía de este martes el cortejo funebre salió de la funeraria Recinto de Paz, con dirección a la última morada de Leonel, que fue el cementerio Xoclán ubicado al poniente de la ciudad.

En vehículos y motos, familiares amigos y vecinos de la familia del pequeñito escoltaron a la carroza que llevaba el féretro de color azul con el cuerpo del angelito.

A eso de las 12:30 de la tarde el cortejo llegó a las instalaciones del cementerio Xoclán, y se procedió con bajar el ataúd en la Área “B” Infantil sección número 7, lo que desató las lágrimas y dolor de sus padres, que no dan crédito a esta lamentable tragedia.

Posteriormente se abrió el féretro para que se despidan del infante y un pastor que ofreció unas palabras pidió fortaleza ante está adversidad “Leonel, ahora es un león y está a lado de Dios” lo que desató el llanto de los asistentes al sepelio.

La familia se pasó a despedir del pequeñito y pusieron flores en la boveda 12 donde descansarán los restos de “Leo” como también era conocido el niño que falleció a causa de las heridas que sufrió al ser atropellado por un mujer que presuntamente conducía en estado inconveniente su vehículo el domingo pasado en la calle 50 x 141 de la colonia San José Tecoh.

Al concluir el entierro la familia pidió que se aplique todo el peso de la ley a la conductora responsable de haberle dado muerte al pequeñito. Descanse en Paz.