Saltar al contenido

Un cuadro vanguardista es vandalizado por un guardia de seguridad «aburrido» en su primer día en el museo

Un valioso cuadro vanguardista ha sido destrozado por un guardia de seguridad «aburrido» (según medios locales) que dibujó en él con un boli en su primer día de trabajo en una galería rusa. Leyendo sucesos así, el buen desempeño del departamento de Recursos Humanos se antoja cada día más fundamental.

La pintura ‘Tres figuras‘, de la artista rusaAnna Leporskaya, valorada en 75 millones de rublos (877.000 euros), se exhibía en una exposición de arte abstracto en el Centro Presidencial Boris Yeltsin en Ekaterimburgo, instalación museográfica consagrada al expresidente ruso y con salas de exposiciones, un lugar en el que debutaba el vigilante que armado con un bolígrafo dibujó ojos en las caras sin rostro del cuadro de Leporskaya.

Primer día y último, claro. Según informa ‘The Guardian’, Alexander Drozdov, director ejecutivo de la institución, no quiso dar el nombre del guardia de seguridad en el comunicado, pero sí dijo que trabajaba para una empresa de seguridad privada y que lo habían despedido. Al parcer, el tipo utilizó un bolígrafo del propio Centro Yeltsinpara dañar la obra.