Saltar al contenido

Sentencian a policía por defenderse de su agresor en Tijuana

Un Juez de Control sentenció a Alina Mariel Narcizo Tehuaxtle, una oficial de la Policía Municipal en Tijuana, a 45 años en prisión además del pago de casi medio millón de pesos por haber asesinado a su agresor, su pareja y también elemento de la misma corporación, mientras él la golpeaba.

Alina es originaria de Córdoba, Veracruz, y emigró a Tijuana en el 2018, donde decidió unirse a las filas de la policía municipal. Fue aquí donde conoció a Rodrigo Juárez Arellanes, quien se convirtió en su pareja, ellos ya vivían juntos.

El 12 de diciembre de 2019, discutieron luego de una reunión donde supuestamente ambos consumieron alcohol. Presuntamente, Rodrigo sometió a Alina con golpes, por lo que ella tomó el arma de servicio de su pareja y le disparó en cuatro ocasiones.

Al finalizar la lectura de la sentencia, la joven pidió el uso de la palabra para dirigirse al juez y a los agentes del Ministerio Público que la acusaron del delito de homicidio calificado con ventaja, a quienes agradeció la posibilidad de que a través de su caso se exhiba el machismo que existe dentro del sistema de justicia.

“Agradezco a la fiscalía y a este juzgador que abonaron a mi teoría de que este sistema machista favorece a los hombres”, lamentó.

Durante las audiencias para el desahogo de pruebas la fiscalía y la defensa presentaron testimonios y documentos; entre ellos dos certificados de integridad del penal La Mesa y de la misma fiscalía en la que se documentaron las lesiones que tenía Alina Mariel: frente hinchada, sangre seca en labios, moretes en brazos, un cachete, un seno y tórax, además de marcas en el cuello, de acuerdo con uno de los médicos, por estrangulamiento.

Aunque la Fiscalía General del Estado (FGE) pidió la pena máxima en contra de la joven ex oficial, la cual era de 60 años por el delito de homicidio calificado con ventaja y la reparación del daño por una suma de 428 mil pesos, el juez decidió que fueran 45 años al considerar que se trataba de una sanción mediana.

El mismo día que Alina Mariel Narcizo fue sentenciada a 45 años, Juan Pérez fue condenado a 42 años, tres menos que la joven expolicía, por privar de la libertad, torturar, abusar sexualmente y asesinar a Marbella Valdez, una estudiante universitaria de 20 años cuyo cuerpo fue hallado abandonado en un lote baldío.