Saltar al contenido

Próximo a cumplirse los 8 años de la desaparición de 43 normalistas, padres exigen avances

Padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos en 2014 en Guerrero, en el sur de México, comenzaron ayer lunes su jornada de lucha que incluirá una marcha a nivel nacional en Ciudad de México el próximo 26 de septiembre, al cumplirse 8 años de la desaparición extrajudicial.

Padres y madres acompañados por estudiantes normalistas y organizaciones sociales llevaron a cabo una celebración religiosa y la colocación de una ofrenda de flores sobre la autopista México-Acapulco en el sitio donde fueron asesinados los estudiantes Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría De Jesús, el 12 de diciembre de 2011.

Los padres exigieron reabrir ese caso y castigar a los culpables del que, consideran, también es responsable el exgobernador Ángel Aguirre Rivero.

Al tomar la palabra los padres se quejaron de no tener avances en la investigación de la desaparición de los estudiantes normalistas, a pesar de ser uno de los compromisos del actual gobierno federal.

Reprocharon que a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se pone a sus órdenes en las reuniones, cuando se dan la vuelta les da la espalda y los ignora.

Felipe de la Cruz, uno de los voceros, dijo que llevarán a cabo recorridos y actividades en Guerrero porque hasta la fecha no hay avances y lo que ellos quieren es saber la verdad y que exista justicia.

“No nos vamos a quedar con esas migajas que hasta ahora han querido ofrecer a los padres y madres, no es suficiente para los padres, no es suficiente detener a una persona cuando hay más de 80 órdenes de aprehensión nos quieren engañar con la detención de (Jesús) Murillo Karam (exprocurador de justicia de la República) y no lo vamos a permitir”, dijo.

Murillo Karam está acusado de ser uno de los fabricantes de la llamada “verdad histórica”, una versión del gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) que afirmaba que policías corruptos detuvieron a los estudiantes y los entregaron al cartel Guerreros Unidos, que los asesinó e incineró en un basurero en el sureño estado de Guerrero.

Con el mitin realizado ayer lunes, los manifestantes provocaron el bloqueo total de la autopista por al menos dos horas y posteriormente decidieron liberar la vía de cuota.