Saltar al contenido

Por escasez de agua, bomberos de Nuevo León advierten de posibles catástrofes en combate a incendios

Debido a que la situación del abastecimiento de agua en el Área Metropolitana de Monterrey (AMM) “es alarmante”, dado el estado crítico en que se encuentran la presa Cerro Prieto y la presa La Boca, Bomberos Nuevo León advirtió sobre posibles escenarios catastróficos al combatir los incendios.
 
Esto como consecuencia de que al bajar la presión o que no exista presión dentro de la red de agua potable de la ciudad, en automático también los hidrantes van a dejar de tener agua.
 
Destaca que en el AMM existen alrededor de 5 mil hidrantes que están conectados a la red de agua de la ciudad, por lo que, hasta ahora, los siniestros se enfrentan con agua potable.
 
De acuerdo con Alejandro Zúñiga Alarcón, el escenario más crítico se presentaría en incendios en empresas o parques industriales, en los que, dijo, se puede requerir hasta un millón de litros de agua para combatirlos.
 
“El escenario más catastrófico serían incendios en empresas o parques industriales donde pudiera existir un efecto dominó y que fuera muy difícil para nosotros el poder frenar el incendio y que se propague a otras instalaciones y pueda haber una gran pérdida. Todo estaría comprometido ante la falta de agua”, precisó.
 
Por ello, el director de operaciones de Bomberos Nuevo León lanzó un llamado a las cámaras empresariales para trabajar de manera conjunta. A la vez que les solicitó elevar sus medidas de seguridad y cumplir con las normativas referentes a la protección civil. “Yo me atrevo a hacer un llamado a las diferentes cámaras empresariales con el fin de que se pueda hacer una sinergia y podamos gozar del apoyo, y que todas las empresas puedan elevar las medidas de seguridad y prevención, sobre todo en el tema de protección civil y cumplimiento de las normas.
 
“En los grandes incendios en empresas que nos ha tocado combatir no ha sido fácil, nuestra materia prima es el agua que debemos de tener de manera constante, estamos hablando de consumos de agua de mínimo de 500 mil litros hasta un millón de litros en incendios que tardan 24 horas”, puntualizó.
 
Otro gran problema que detalló Bomberos Nuevo León en rueda de prensa conjunta ofrecida por David Budnik Pérez, presidente del Patronato de Bomberos Nuevo León, Fernando Villarreal Palomo, director general, y Alejandro Zúñiga Alarcón, director de operaciones de la corporación, fue el referente a los terrenos baldíos.
 
En los cuales, dijeron, se tuvo el 57 por ciento de los servicios de esta corporación en los años 2020 y 2021.
“Aunque somos una institución privada, nuestro servicio es público y tenemos grandes preocupaciones en emergencias, desastres o riesgos que puedan acontecer. En Bomberos Nuevo León usamos agua diariamente para salvar vidas. “Si eres dueño de un terreno baldío, por favor, límpialo.
 
Hoy se conjunta una serie de factores que eleva el riesgo de siniestros de gran magnitud y no tener el suministro de agua es una situación realmente inquietante”, indicó el presidente del patronato. Por su parte Villarreal Palomo elevó la solicitud de apoyo a las y los alcaldes de los municipios del AMM, a quienes pidió exigir a los propietarios de terrenos baldíos que los mantengan limpios.
 
“Más de la mitad de los incendios son en terrenos baldíos, el 57 por ciento, entonces también el llamado es que la autoridad municipal haga que los dueños de los lotes los limpien para evitar que vaya a haber un incendio”, mencionó. Mientras que Zúñiga Alarcón explicó que en el año 2020 fueron 3 mil 71 incendios que combatieron en lotes baldíos, de 5 mil 396 en el año; y que en el año 2021 hubo 3 mil 51 siniestros en terrenos baldíos de 5 mil 179 en total.
 
Por esta situación, recalcó, existe en el AMM un grave problema con los dueños de estos terrenos. “Tenemos un grave problema con los propietarios de los terrenos baldíos que no cumplen con mantener limpios estos lotes”