Saltar al contenido

La historia real del perrito que espera a su dueño en el metro de CDMX

En días pasados en las redes sociales se viralizó la imagen de un perrito sentando estación ”La Raza” del Metro de la Ciudad de México, presuntamente esperando a su “su dueña”; el perrito incluso fue bautizado como “Hachiko de La Raza”, recordando la película  ”Siempre a tu lado”, sin embargo, se reveló cuál es la historia real del perrito que espera afuera del metro de la Línea 3.

De acuerdo a lo informado, por Reforma el “Hachiko de La Raza”, si tiene dueño y su verdadero nombre es “Canela”. El dueño es Sergio, un hombre que vive en situación de calle y que atiende a los perritos que se encuentra por las calles de la Ciudad de México.

También se dio a conocer que el hombre adoptó a “Miguelita”, madre de “Canela”, desde entonces se hizo cargo de las dos mascotas y ambas lo esperaban a que volviera afuera del Metro, sin embargo, hace poco Miguelita murió.

Canela o ”Hachiko de La Raza” espera todos los días a su dueño afuera del Metro porque para ganar algo de dinero él se dedica a acostarse sobre vidrios rotos y se pasa casi todo el día viajando por las estaciones del transporte público; y hasta en la noche regresa a la estación La Raza donde se reencuentra con su perrita.

Comerciantes de la zona relataron que a Sergio le gustan mucho los perros y desde hace 10 años adopta a animales que son abandonados o nacen en la calle. Fueron también los comerciantes quienes le informaron que “Canela” se volvió viral en las redes sociales.

México ocupa el primer lugar a nivel Latinoamérica con más perros callejeros. En el país hay alrededor de 22 millones de estos animales, de los cuales más de 10 millones viven en las calles.

Hace unos días la diputada local de Morena, Valeria Cruz, precisó que México ocupa el primer lugar a nivel Latinoamérica con más perros callejeros. La legisladora estimó que cerca de 500 mil perros y gatos son abandonados al año en los diferentes estados del país.

Además expresó su preocupación, debido a que en los últimos años se ha incrementado el maltrato animal, mismo que se refleja en el hecho de que los seres sintientes son abandonados en las calles por sus dueños.