Saltar al contenido

Familiares de mineros atrapados aceptan plan de rescate presentado por el Gobierno

Los familiares de 10 trabajadores atrapados desde el 3 de agosto en una mina de México aceptaron el plan de rescate presentado por el Gobierno y que inicialmente habían rechazado porque tomaría meses, anunció el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ya hay un consenso, las 10 familias están de acuerdo en que se lleve a cabo este trabajo, y no aceptaban por el tiempo, porque nos va a llevar más tiempo el rescate”, dijo el mandatario en un acto público en el Estado de Nuevo León.

Protección Civil presentó un plan de rescate a los familiares de los mineros, pero causó inconformidad pues podría tomar entre seis y 11 meses.

López Obrador dijo que buscarán “sacar los cuerpos” lo más pronto posible, sin hacer referencia a la posibilidad de que aún puedan estar vivos.

Los familiares temen que a medida que pase más tiempo hay menos posibilidades de volver a ver a sus seres queridos con vida.

Según explicó el jueves la titular de Protección Civil, Laura Velázquez, se evalúan tres “opciones” para el rescate, una de las cuales consiste en abrir un túnel con “rampas de acceso inclinado” para alcanzar las galerías de la mina, además del bombeo de agua.

La estrategia inicial era que buzos militares intentaran descender verticalmente a través de los pozos por donde suelen acceder los obreros, cuando la inundación estaba a poco más de un metro.  

Andrés Manuel López Obrador le pidió al director de CFE, Manuel Bartlett, que se aplique en el apoyo para rescatar a los 10 trabajadores de la mina de Pinabete, y los cuerpos de los 65 mineros de Pasta de Conchos sepultados desde 2006.