Saltar al contenido

Así será la técnica del pase para rescatar a los trabajadores en la mina El Pinabete

Para rescatar a los 10 trabajadores que se encuentran atrapados en la mina El Pinabete, ubicada en Sabinas, Coahuila, el gobierno federal determinó que la mejor estrategia para salvarlos es realizar un tajo o cielo abierto, sin embargo, llevaría entre seis a 11 meses de labores. Dicha decisión ha causado polémica entre las familias y colectivos al considerar que hay otras maneras de buscarlos, ya que, una mina a cielo abierto requiere mucho tiempo.
 
De acuerdo al Servicio Geológico Mexicano, actualmente se reconocen cuatro tipos básicos de minería que son: de superficie o a cielo abierto (tajo), subterráneas, pozos de perforación y submarina o de dragado. El tajo es una mina que se utiliza para explotar cualquier tipo de depósito de mineral en cualquier tipo de roca, localizado en la superficie del terreno o cercano a él.
 
Regularmente son minas que tienen grandes extensiones de terreno que son estudiadas previamente para conocer si contiene minerales en zonas cercanas al exterior. Según una explicación técnica de la empresa dedicada a la minería Grupo México, la mina a cielo abierto comienzan a desarrollarse en la superficie del terreno y se va trabajando hacia abajo en distintos niveles.
 
Refiere que este modo de explotar el yacimiento por medio de bancos o terrazas forma un gran cráter con un interior escalonado, esos escalones o bancos tienen una altura de 15 metros cada uno, que sirven para explotar el mineral y para permitir la circulación de todos los vehículos que intervienen en la operación de la mina. Regularmente el metal a extraer se encuentra en la corteza terrestre, es decir en la capa mas superficial de la tierra y para poder extraerlo es necesario fragmentar el terreno a base de voladuras con explosivos.
 
Las voladura son explosiones planeadas y controladas para fragmentar el metal. Para las voladura: se colocan barrenos de 16 metros de altura, lo que equivale a un edificio de cinco pisos, posteriormente palas gigantescas levantan el material con su cucharón y lo colocan en camiones que miden casi siete metros de altura y tiene capacidad de hasta 400 toneladas.
 
De acuerdo a esta explicación de GM, la Comisión Federal de Electricidad y el grupo interinstitucional de rescate que se encuentra en El Pinabete, tendría que excavar lo equivalente a un edificio de 20 niveles de altura, solo para llegar a las galeras del pozo de carbón. Ante eso, el Colectivo Pasta de Conchos pidió retirar la responsabilidad de rescate a la CFE y dejárselo a cuadrillas de rescate de mineros y de empresas de la zona.
 
“La organización se extrañó de la decisión de la mina a cielo abierto, pues señaló que para esto “se requieren mover cuando menos 5 millones de toneladas de tierra (equivalente a llenar 3 veces el estadio Azteca), más de mil 600 trabajadores, camiones de carga de 200 y 300 toneladas, perforadoras rotatorias, palas eléctricas mineras de lata capacidad, uso de explosivos (sobre un área siniestrada), locación para disposición temporal del material retirado y posterior reposicionamiento, en cumplimiento de la normatividad ambiental, etcétera”.