Meridanos, con dificultades económicas y desempleo.

Al acercarse el fin de la primera quincena de enero, yucatecos externaron lo difícil que ha resultado la situación para algunos haciendo frente a los gastos familiares, aunado al pago de las altas tarifas de la luz y otros pagos como el predial.

“Afecta mucho a la economía de la familia, hay necesidades y a veces no tenemos para comprar lo que necesitamos”, y “el sueldo casi no alcanza ni para lo básico”, fueron algunas de las impresiones más comentadas.

Señalaron que cada vez rinde menos el ingreso en los hogares de las familias yucatecas, pues el estado figura entre las entidades con los salarios más bajos del país y pese a la reactivación económica, muchos aún se encuentran sin empleo.

“Al ir a comprar, cuentas con un dinero y al llegar a la caja te das cuenta que compras menos que antes con el dinero que tienes”, “el salario es muy poco y se debería apoyar a quienes son de bajos recursos”, “está todo caro y no hay trabajo” manifestaron en repetidas ocasiones.

Algunos señalaron estar conscientes de que este aumento es el resultado de proceso a nivel global que no afecta sólo al país, sino al mundo entero.

“Esto no es únicamente en Yucatán, es en todo México, es en todo el mundo. La situación económica con la pandemia ha provocado una inflación tremenda, se ha despedido a muchas personas, es una situación muy dura a nivel mundial” +