Saltar al contenido

Ucrania vuelve a abrir la Ópera Nacional al público a pesar de la guerra.

Ucrania reabre sus puertas a la Opera Nacional en Kiev por primera vez desde que empezó la invasión rusa hace tres meses. Esta temporada muy complicada por la guerra abre con “El barbero de Sevilla”, de Rossini, y le seguirá Rigoletto de Verdi. Con capacidad para 1.000 personas, el aforo se ha reducido a 300 para poder evacuarlas a un refugio subterráneo, si sonaran las sirenas en plena representación. Entre el público, soldados de uniforme y hasta un médico de un hospital militar…

Me dedico a curar soldados heridos. Espero que llegue la paz y que todo el mundo pueda venir a espectáculos como éste sin miedo”, decía en el entreacto de la ópera donde muchos han acudido a escuchar música para, durante al menos dos horas, olvidarse la guerra.