Sale a la luz un nuevo vídeo de Altamont, el trágico y caótico festival que puso fin al sueño hippie

  • Se suele decir que Woodstock fue la eclosión definitiva del hippismo, pero fue más bien su canto de cisne. Un mes después, los asesinatos de la ‘familia’ Manson convirtieron aquel sueño de paz y amor en una pesadilla de violencia y odio, y antes de que acabara el año, la tragedia del festival de Altamontfue la bofetada definitiva que despertó al movimiento sacándolo de su realidad paralela.

En aquel encuentro musical, un verdadero desastre organizativo promovido por los Rolling Stones murieron cuatro personas. Dos, atropelladas por un coche que se dio a la fuga. Otra, ahogada accidentalmente tras consumir LSD. Y la cuarta fue asesinada en plena actuación de Sus Majestades Satánicas, a manos de un miembro del equipo de seguridad formado por los moteros de los Ángeles del Infierno, que fueron contratados a cambio de quinientos dólares en cerveza.