Saltar al contenido

Queremos trabajo, dicen migrantes en México rumbo a EE.UU.

Un grupo de unas 2.300 personas partió este lunes de la ciudad de Tapachula, en el sur de México, hacia Estados Unidos, según un funcionario del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

El funcionario le dijo a CNN que el grupo está compuesto principalmente por venezolanos, pero también incluye migrantes de Nicaragua, Cuba, El Salvador y Honduras. Tapachula, ubicada al otro lado de la frontera con Guatemala, es una estación de paso popular para los migrantes que viajan desde Centroamérica.

Según las leyes de inmigración mexicanas, los migrantes y solicitantes de asilo a menudo se ven obligados a esperar en la zona durante varios meses con oportunidades laborales limitadas.

Un grupo regional de inmigración, Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el SE Mexicano, dijo en un boletín que el grupo incluía principalmente familias y niños “que exigen acceso a los trámites migratorios y un trato digno por parte de las autoridades”.

Esta caravana se reunió parcialmente en protesta por las políticas de inmigración y pasarían semanas antes de que llegaran a la frontera sur de EE. UU., suponiendo que todos lleguen. Las caravanas a menudo disminuyen de tamaño a medida que avanzan hacia el norte.

Las caravanas de migrantes han salido de Tapachula con regularidad durante el año pasado, aunque la de esta semana parece ser una de las más grandes.