Saltar al contenido

“Putin tendrá el mismo destino que los nazis”apuntó Ben Wallace, ministro de Defensa británico”

El Gobierno británico ha elevado la retórica contra Moscú y ha subido aún más el listón de la ayuda militar a Ucrania con un nuevo paquete de 1.500 millones de euros en armamento. “El destino de Putin debe ser, finalmente, el mismo que el de los nazis”, ha declarado el secretario de Defensa, Ben Wallace en un discurso en el Museo del Ejército en Londres, horas después del desfile militar en Moscú. En declaraciones posteriores, en la conferencia sobre la Defensa de Europa en el Kings College, Ben Wallace ha ido aún más allá y ha acusado a Vladimir Putin de recurrir a “la brutalidad” como último recurso en una guerra que está perdiendo.

“Matar y bombardear indiscriminadamente, destruir ciudades enteras como Mariupol, violar a las mujeres y amedrentar a los niños… Esas son las armas a las que recurre Putin con la complicidad de sus generales y se sus soldados, que están participando no solo en una invasión ilegal, sino en crímenes de guerra, y tendrán que responder ante un tribunal marcial”.

A través de la invasión de Ucrania, Putin, su círculo interno y sus generales se están mirando al espejo del fascismo y de la tiranía de hace 70 años, repitiendo los mismos errores que los regímenes totalitarios”, ha dicho. “Están secuestrando la historia, avergonzando a sus ciudadanos con sus ambiciones imperiales e insultando la memoria del Regimiento Inmortal Wallace ha recordado cómo en su última visita a Moscú, a mediados de febrero, el propio Putin y su círculo interno le aseguraron que no se produciría la invasión de Ucrania. “Todos los líderes intentaron persuadirle, pero él ya tenía la decisión tomada y engañó a la comunidad internacional”, ha recalcado el secretario de Defensa, el miembro mejor valorado del Gobierno Johnson.

El secretario de Defensa reconoce que existe el riesgo de que Putin recurra al uso de las armas químicas o de armas nucleares tácticas si ve que su ejército no logra avances en su intento de controlar el este y el sur de Ucrania. El ministro británico ha confirmado que su país seguirá incrementando entre tanto su ayuda militar al Gobierno de Volodimir Zelenski y está “adaptando” el envío de armamento a las necesidades en las sucesivas fases de la guerra.

El ataque brutal de Putin no solo está causando la devastación de Ucrania, sino que está amenazando la paz y la seguridad de toda Europa”, ha declarado Johnson. “El Reino Unido ha sido el primer país en reconocer esa amenaza y enviar armas para que los ucranianos puedan defenderse por sí mismos. El nuevo paquete ayuda militar británica consiste, sobre todo, en sofisticados radares de contra-batería, para detectar la trayectoria de los misiles enemigos y permitir un “contrafuego” eficaz de su propia artillería. El nuevo envío incluye también dispositivos de interferencias de las comunicaciones y GPS, y dispositivos de visión nocturna para facilitar el uso de los NLAWS, la nueva generación de armas ligeras anti-tanques. Decenas de soldados ucranianos han sido, de hecho, adiestrados en suelo británico en el manejo de armas cada vez más sofisticadas, como los misiles ultrasónicos tierra-aire Starstreak guiados con láser o los vehículos acorazados Stormer, lo más parecido a un tanque.