Saltar al contenido

Polonia calienta el debate en la cumbre europea en Bruselas.

Esta podría ser la última cumbre europea de Angela Merkel y sus compañeros han querido recordarlo con una foto de familia.

Durante sus 16 años como canciller de Alemania, ha **asistido a un total de 107 cumbres. **Es la mujer que ha participado en más cumbres. Tan solo la supera el luxemburgués Jean-Claude Juncker, aunque el político fue primer ministro de Luxemburgo y posteriormente presidente de la Comisión Europea.

En el debate sobre el Estado de Derecho, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha detallado la posición de su país. Y tras una semana de fuego cruzado, la canciller alemana ha pedido diálogo. “El Estado de Derecho es uno de los pilares de la UE, pero por otra parte tenemos que encontrar vías y posibilidades para volver a unirnos”, ha recordado Merkel. La experiencia a veces es un grado.

Este jueves se ha unido una vez más a los líderes de la UE para intentar buscar soluciones al aumento del precio de la energía.* La discusión ha durado casi cinco horas*, con varios líderes dejando claras sus posiciones. Algunos abogan por compras comunes de gas. Y otros piden un acuerdo verde menos ambicioso.

Pero no se ha tomado ninguna decisión.

La cumbre de la Unión Europea (UE) ha finalizado este viernes dejando interrogantes y la crisis diplomática con Polonia en suspenso. Los países miembros han apostado por el diálogo con Polonia como salida al conflicto jurídico generado por cuestionar las bases mismas del club comunitario.

Los Veintisiete, que se reunieron durante dos días en Bruselas, consensuaron este viernes sus posturas de cara a próximas citas internacionales, como la cumbre del clima de la ONU COP26 y acordaron coordinarse para facilitar la libre circulación y viajes dentro y fuera de la UE ante la buena evolución de las campañas de vacunación contra la covid-19.

Las conclusiones también fueron tibias en lo que respecta a la migración y cómo afrontar la crisis energética de cara al invierno. Los jefes de Estado y de Gobierno han alejado el escenario de respuesta excepcional y urgente, como pedía España, aunque se han comprometido a una reflexión en profundidad sobre cómo bajar los precios de la energía.

Asimismo, esta cumbre puede que sea la última de Angela Merkel tras 16 años de mandato. Los líderes han mostrado su admiración y respeto a la saliente canciller alemana.