Saltar al contenido

No es la guerra, dice Putin, son las sanciones”

En un discurso lleno de reproches y quejas, Putin asegura que Occidente actuó de forma egoísta: “Subrayo que la culpa de todo esto la tienen las élites de los países occidentales, que están dispuestas a sacrificar al resto del mundo para mantener su dominio global”.

Putin culpó a “las élites de los países occidentales, que están dispuestas a sacrificar al resto del mundo para mantener su dominio global”.  

No es la guerra, dice Putin, son las sanciones” El presidente ruso, Vladímir Putin, acusa a Occidente de haber provocado el terremoto inflacionista que sacude el planeta, y que se disparen los precios de combustibles y alimentos básicos.

Putin añadió que lo que llamó “rusofobia de Occidente” perjudica más a los propios intereses nacionales occidentales y a sus economías. Putin asegura que se extenderá una hambruna por todo el mundo, mientras que Rusia espera una cosecha récord:”Se espera una buena cosecha este año. La cosecha de cereales puede alcanzar los 130 millones de toneladas, de las cuales 87 serán de trigo. Si esto sucede -y contamos con ello-, se convertirá en un récord en toda la historia de Rusia”.

Mientras tanto, la Unión Europea y Japón han escenificado en Tokio su unidad contra la invasión de Ucrania y se han comprometido a seguir aplicando “fuertes sanciones”. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, alertó sobre una “preocupante” conexión entre Rusia y China: “Y todo ello me lleva a Rusia; es hoy la amenaza más directa para el orden mundial por la guerra bárbara contra Ucrania, y su preocupante pacto con China y que lleva a nuevas y muy arbitrarias relaciones internacionales.”