Saltar al contenido

Más chips en Europa

La Comisión Europea (CE) quiere permitir a los Gobiernos conceder ayudas de Estado para incrementar la producción de chips en la Unión Europea, que se ha propuesto duplicar su fabricación en la próxima década, aunque con salvaguardas para evitar subsidios desproporcionados o que distorsionen la competencia.

La propuesta forma parte de la revisión de la política de Competencia comunitaria que presentará este jueves (18.11.2021) la vicepresidenta responsable de la cartera, Margrethe Vestager, que actualizará algunas normas que datan de hace años, pero mantiene el principio de realizar un estricto control de las ayudas de Estado u operaciones empresariales para asegurar que eliminan la competencia ni elevan los precios.

“La Comisión podría considerar mejorar el apoyo público para abordar posibles agujeros de financiación en el ecosistema de semiconductores, en particular para el establecimiento en Europa de instalaciones de vanguardia”, adelantó Vestager en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara. 

Estas ayudas, añadió Vestager, “serían evaluadas sobre la base de los Tratados europeos y, como siempre, estarían sujetas a fuertes salvaguardas para asegurar que son necesarias, apropiadas y también proporcionadas”.

Bruselas asegurará también “que se minimiza la perturbación indebida de la competencia” y que “los beneficios sean compartidos ampliamente y sin discriminación en toda la economía europea”, añadió la comisaria, adelantando parte de la comunicación (documento no legislativo) sobre la revisión.

“La economía europea necesita un suministro seguro de semiconductores para lograr sus objetivos de la ‘Década Digital’ y el objetivo que nos hemos fijado para 2030, pero hoy dependemos del suministro de un número limitado de empresas y zonas geográficas que nos hacen vulnerables a las restricciones a las exportaciones de terceros países y conflictos geopolíticos”, dijo Vestager.