Saltar al contenido

Los herederos de Picasso apuestan por el tirón de los NFT con los “criptopicassos”

Picasso ahora adquiere también valor digital. Los herederos han decidido sumarse al boom de la tecnología que opera con la criptomonedas y que da valor a activos digitales únicos.

Para ello han creado 1010 obras artísticas digitales de una cerámica que nunca se había expuesto. Lo que han creado se conoce en el argot del comercio digital como un NFT.

A diferencia de las criptomonedas que todas tienen valores equivalentes, los NFT tienen valor en sí mismo y no se pueden comparar a otros. Es parecido al valor que pueda tener una serie de comics que ya no se edite. En este caso han creado un millar de certificados digitales para sacarles rentabilidad.

“Es una nueva manera de construir una nueva generación de fans de Picasso porque todo está evolucionando. La forma de comunicarnos o de intercambiar información y datos también está evolucionando. Y es el camino que el arte tiene que seguir”, señala Florian, el bisnieto de Pablo Picasso.

La nieta del artista señala que la atesorada pieza física de alfarería sobre la que se hacen estos artículos digitales se hizo en octubre de 1958, cuando ella era niña.