Saltar al contenido

Los Dragones de Lavapiés de Madrid usan el fútbol como herramienta de integración.

Los Dragones de Lavapiés es un club de Madrid con miembros de más de 50 nacionalidades en las diferentes categorías masculinas y femeninas. Su labor ha sido reconocida por la UEFA y una marca deportiva. Hace ocho años, los Dragones de Lavapiés comenzaron su andadura. Ahora más de trescientos jugadores y jugadoras de diferentes edades forman parte del club. Es la hora del entrenamiento para Fátima Harthi. De madre española y padre marroquí, esta joven residente en Madrid se siente identificada con los valores de un equipo particular, los Dragones de Lavapiés. No olvida el compañerismo que vivió en su primer momento importante junto a sus compañeras: “Eran los últimos minutos y me paso del balón Jennifer y yo lo metí por la escuadra y ya la portera se tira al suelo y ya empezaron a cogerme en brazos, a animarme diciendo ‘Fátima, Fátima’, de todo…”

Con jugadores de más de medio centenar de nacionalidades en todas las categorías y la integración como uno de los principales objetivos, la labor de este equipo ha sido reconocida por la UEFA y una marca deportiva.

Gracias a un anuncio en el que el equipo es protagonista, ha logrado equipaciones y fondos para sacar adelante un proyecto de arte urbano. “El fútbol lo entendemos cómo expresión, también entendemos que hay otras formas de expresión para los chicos y chicas que les pueden ayudar a transformar sus vidas y a transformar también la comunidad”, explica Dolores Galindo, presidenta del club, que está integrado por más de una veintena de equipos.