Saltar al contenido

China toma medidas ante ola de calor.

La ola de calor en China está dejando temperaturas extremas superiores a los 40 °C. Para hacerle frente, los residentes de las provincias del suroeste están tomando algunas medidas creativas.

Quienes viven en Chongqing y en la vecina Sichuan están yendo a búnkeres subterráneos y restaurantes en cuevas en un intento de busca refugio del calor.

Algunos expertos dicen que la intensidad de la ola de calor que actualmente se vive en el país podría convertirla en una de las peores registradas en la historia mundial.

Esto, además, ha exacerbado una severa sequía en China.

Una de las medidas que han tomado algunas estaciones de tren en dichas provincias es atenuar sus luces, generalmente muy brillantes, para poder ahorrar electricidad.

En redes sociales hay fotos y videos que muestran escenas bastante inquietantes de personas sentadas en los vagones de tren a oscuras en Chongqing o caminando por las calles también sin luz.

Para convservar energía, las autoridades de Sichaun han pedido que se mantengan los niveles de aire aconcidionado a no menos de 26 °C, mientras que en Chongqing han ordenado a las empresas industriales que se restrinja la producción al menos hasta el jueves.

En lugar de esto, las empresas han usado grandes bloques de hielo para ayudar a enfriar sus oficinas, según reportan medios locales.

Y, fuera de las oficinas, han sido muchos quienes, para comer, se han metido bajo tierrra en un intento por escapar aún más del calor.

Los restaurantes “Cueva HotPot”, llamado así por el tipo de comida que se sirve, en una suerte de calderos calientes, y por dónde se ubican, suelen ser muy populares en los meses de verano, ya que la temperatura es más fresca bajo tierra. Ahora se han convertido en algo imprescindible.

La temperatura en estos restaurantes-cueva es de unos 16 °C. Un lujo en comparación con los 42 °C abrasadores del exterior que reportaba el medio estatal de noticias China Daily el sábado pasado.