Saltar al contenido

Caos en Canadá por la protesta de camioneros contra la vacuna obligatoria

Protestan contra la obligatoriedad de la vacuna para los camioneros que cruzan la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Se hacen llamar “Freedom Convoy” (“Tren de la Libertad”). 

 

A la protesta iniciada por los camioneros durante el fin de semana

miles de manifestantes se unieron y paralizaron la capital canadiense, Otawa.

 

La policía inició investigaciones después de varios incidentes, incluida la aparición de banderas con esvásticas e imágenes de una mujer bailando sobre la tumba de un soldado desconocido.

La ministra de Defensa, Anita Anand, dijo que los incidentes fueron “más que reprochables”.

La policía en Ottawa dijo en una publicación en Twitter que se estaban llevando a cabo “varias” investigaciones sobre la “profanación” de varios monumentos en la ciudad capital, así como el “comportamiento amenazante/ilegal/intimidatorio hacia la policía/trabajadores de la ciudad y otras personas y daños a un vehículo de la ciudad”.

 

En otras partes de la ciudad, los camioneros bloquearon las calles alrededor del edificio del parlamento de Canadá y el alcalde de Ottawa, Jim Watson, dijo que algunos manifestantes habían acosado al personal en un comedor de beneficencia, exigiendo comidas gratis después de que los restaurantes los rechazaron por negarse a cumplir con los mandatos de máscaras en interiores.

El primer ministro Justin Trudeau y su familia también abandonaron su casa en Ottawa el sábado por motivos de seguridad.

 

Alrededor del 90% de los 120.000 camioneros transfronterizos de Canadá ahora están vacunados en línea con la población adulta del país.

 

La manifestación ha crecido más allá de un llamado para poner fin al mandato transfronterizo a un impulso para poner fin a todos los mandatos de vacunas en todo el país; y algunos manifestantes se han comprometido a continuar con sus protestas hasta que sean eliminados.

 

Trudeau llamó a los manifestantes “una pequeña minoría marginal” durante una conferencia de prensa a principios de esta semana.

 

La líder conservadora Erin O’Toole se reunió con algunos de los manifestantes y se pronunció a favor del derecho a la manifestación pacífica, pero criticó a los “individuos que profanan” los monumentos conmemorativos en Ottawa.

 

El gobierno liberal de Trudeau presentó una orden de vacunación el pasado 15 de enero que requeriría que los camioneros canadienses que no estén vacunados tengan que estar en cuarentena una vez que regresen a casa tras cruzar la frontera.

 

EE.UU. también ha dicho recientemente que los conductores de camiones extranjeros deben mostrar prueba de vacunación para ingresar al país.