Saltar al contenido

Jennifer Lopez y Ben Affleck se vuelven a casar con una fiesta llena de lujos

Si una boda en Las Vegas puede sonar a arrebato, Jennifer Lopez y Ben Affleck están dispuestos a demostrar que su historia de amor, segunda parte, no es en absoluto superficial. Por ello el sábado por la tarde (hora de EE UU) decidieron contraer matrimonio de nuevo tras casarse en julio en Nevada. Esta vez delante de un centenar de invitados, con todos sus hijos presentes y en una fiesta de tres días. La pareja quiere mostrar ante propios y extraños que su romance, retomado 20 años después de ser pareja por primera vez, va muy en serio

La boda se ha celebrado en Savannah, Georgia, en la granja de más de 35 hectáreas que el actor posee en la zona, en Hampton Island, una isla formada por un par de riachuelos y el río Conasauga. En la finca hay una gran casa principal, de estilo colonial, que tiene 560 metros cuadrados, y también otras dos más pequeñas para invitados, además de un embarcadero. Fue precisamente en ese muelle donde tuvo lugar parte del enlace, y donde algunos medios han captado a Lopez, de 53 años, y Affleck, de 50, llegando del brazo ante sus invitados.La fiesta se realizó en la finca de Savannah y los novios llegaron a través del muelle, donde se han tomado la mayor parte de fotografías que se han hecho públicas.

En su boda JLo y Affleck quisieron tener a sus amigos, muchos de ellos rostros conocidos, como el también actor Matt Damon y su esposa, Luciana Barroso, el director de cine Kevin Smith, el humorista Jimmy Kimmel y el poderoso agente de las estrellas de Hollywood Patrick Whitesell.

La boda fue la parte principal de la fiesta y tuvo lugar el sábado en los jardines de la finca, pero las celebraciones empezaron el viernes con una cena de ensayo y duró hasta el domingo, cuando novios, familiares e invitados celebraron una barbacoa y un picnic en los jardines. Affleck y Lopez ya estuvieron a punto de casarse una vez, en 2004, tras dos años de relación. Sin embargo entonces la presión mediática pudo con su unión, y acabaron cancelando la boda horas antes de que se celebrara y, poco después, rompiendo su noviazgo, que había durado dos años.

Tras romper sus matrimonios y noviazgos, Lopez y Affleck, fueron haciendo pública su relación poco a poco, hasta que empezaron a aparecer juntos en público, a besarse ante los focos y a mostrarse de la mano en alfombras rojas. El romance culminó en una boda en Las Vegas el pasado 17 de julio, tras la que se fueron de romántica luna de miel a París, y, ahora, se ha rematado con la gran fiesta que ambos querían.