Saltar al contenido

Fallece Sacheen Littlefeather, activista que rechazó el Oscar de Marlon Brando

Murió Sacheen Littlefeather, la activista que rechazó a nombre de Marlon Brando el Premio Oscar por El padrino en una protesta indeleble contra el retrato de Hollywood a los indígenas americanos en 1973. La actriz falleció a los 75 años a causa de un cáncer de mamá, informó su familia.

La sobrina de Littlefeather, Calina Lawrence, confirmó que falleció pacíficamente el domingo, rodeada por seres queridos en su casa en el condado de Marin en California. La aparición de Littlefeather en los Oscar de 1973 se convertiría en uno de los momentos más memorables de la premiación. Con un vestido y mocasines de ante, Littlefeather se subió al escenario cuando el presentador Roger Moore leyó el nombre de Brando como ganador del premio a mejor actor.

Al hablar al público, Littlefeather citó los estereotipos sobre los indígenas en el cine y la protesta que ocurría entonces en la reserva indígena de Wounded Knee en Dakota del Sur como la razón de la ausencia de Brando. Dijo que Brando había escrito un “discurso muy largo”, pero estaba restringida por el tiempo a hacer algunas declaraciones breves. El productor Howard Koch había supuestamente advertido a Littlefeather, de entonces 26 años, que la arrestaría si hablaba más de un minuto. “Suplico en esta ocasión que no haya irrumpido en esta noche y que en el futuro nuestros corazones y nuestros entendimientos se encuentren con amor y generosidad”, dijo Littlefeather, convirtiéndose en la primera mujer indígena en aparecer en el escenario de los Oscar.

Aunque breve, directa y cortés, la aparición de Littlefeather fue considerada polémica, recibiendo una mezcla de aplausos y abucheos del público. En los años después, Littlefeather enfrentó mucho desdén y abuso por su discurso, dijo. “Hablé desde mi corazón”, dijo a The Associated Press días después de los Oscar. “Esas palabras estaban escritas con sangre, quizá mi propia sangre.

Me sentí como cristo cargando el peso de la cruz sobre sus hombros”. Sólo recientemente la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas habló oficialmente sobre el trato que recibió Littlefeather tras su participación. En agosto, la academia se disculpó con Littlefeather y hace dos semanas realizó una noche de “conversación, sanación y celebración” en su honor. “El abuso que usted sufrió por sus declaraciones no estaba justificado”, escribió el presidente de la academia David Rubin, en una carta a Littlefeather. “La carga emocional con la que ha vivido y el costo para su propia carrera en la industria son irreparables.

Por demasiado tiempo el valor que usted mostró no ha sido reconocido. Por tal motivo le ofrecemos nuestras más profundas disculpas y nuestra sincera admiración”. Littlefeather respondió en un comunicado: “Los indios somos personas muy pacientes, ¡tan sólo han pasado 50 años!”. “Debemos mantener nuestro sentido del humor ante esto todo el tiempo”, agregó. “Es nuestro método de supervivencia”.