Saltar al contenido

Carlitos Espejel realiza declaraciones acerca del Veto de Televisa

Carlos Espejel empezó su carrera en Chiquilladas, donde participó por alrededor de una década y compartió cámaras con Lucero, Aleks Syntek y Anahí. Posteriormente, continuó trabajando durante varios años en Televisa; sin embargo, fue vetado en la televisora cuando comenzó un proyecto para una cadena de Estados Unidos.

El comediante recordó en el programa de Pinky Promise, de Karla Díaz, que el veto de Televisa fue lo más difícil que ha enfrentado a lo largo de su trayectoria como artista.”Fue un momento difícil porque el veto es, como se los dije a los ejecutivos, es algo que es injusto y que te estigmatiza. Es como: ‘te vetaron’, ¿y por qué me vetaron? ¿Por qué estoy trabajando en Los Ángeles?”, dijo Carlos Espejel. El actor mencionó que no entendía los motivos por los que en México los intérpretes tenían prohibido trabajar en diferentes televisoras, cuando en el extranjero es algo muy frecuente y común.

“Yo siempre que el que los actores pudieran trabajar en Televisa y estuviera normalizado que no pudieran trabajar en Azteca, pues era como: ‘¿por qué?¿ Yo veía que en otros países, los actores trabajaban en ABC, luego se iban a la NBC y a la CTV, y acá estaba normalizado, los de Televisa son los de Televisa y los de Azteca son los de Azteca, ¿y esa payasada, pues por qué?”. Comentó que Televisa lo vetó porque estaba trabajando en Estados Unidos en la televisora Estrella TV. Indicó que en aquella ocasión pensó: “o sea no sólo no puedo trabajar en Azteca, ahora no puedo trabajar en Los Ángeles”. “Y el veto pues era eso si trabajas, ya no trabajar acá.

Pues si la bronca no es conmigo, yo soy un empleado, la competencia es a nivel televisoras no a nivel empleados. Finalmente creo que ellos hoy día ya los actores terminaron por hacer casting, que es ‘vamos a hacer casting, si te quedas en un proyecto, punto, te quedas'”. Recordó que además de tener prohibida la entrada a Televisa y no poder trabajar para ningún, tampoco podía ver a ninguno de sus amigos famosos que laboraban en la empresa.

“Fue un momento difícil porque no sólo no podía entrar a la empresa, ya no podía ver a mis amigos, Luis de Llano, Marco Flavio, Ortiz de Pinedo, Reynaldo López que eran los productores que me daban trabajo, entonces te quedabas realmente aislado. Fue un momento muy complicado”. Espejel reconoció que aunque pasada un episodio complicado debido a la muerte de su mamá, también fue un momento nostálgico porque ella habría estado contenta de su regreso a la televisora.

“Le dije al productor: ‘Déjame nada más un ratito asimilar lo que está pasando’, (le respondieron): ‘No si quieres vete, Carlitos’, le digo: ‘De ninguna manera, si mi mamá estuviera aquí estuviera contenta sobre todo de que hubiera regresado a Televisa y que estuviera trabajan, y aquí me quedo. No voy a parar el foro, los compañeros y a toda la producción por esto y me quedo hasta el final’, y me quedé grabando el programa. Fue la vez que regresé a Televisa después de 12 años de veto”.