Saltar al contenido

Continúa el drama de Depp y Heard.

El juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard no solo se debate en los tribunales de Estados Unidos, también en la “corte de la opinión pública”.

Las imágenes de ambos actores recorren las redes sociales como pólvora. Cientos de miles de personas se conectan a las audiencias que son transmitidas por YouTube o canales de televisión.

El juicio, que se realiza en el estado de Virginia, comenzó el pasado 11 de abril, luego de que Depp demandara a la actriz por una supuesta acusación falsa de abuso doméstico.

A lo largo de tres semanas, una serie de testigos -incluidos ambos intérpretes- han revelado detalles íntimos de la relación de la expareja. El jurado, el juez y los internautas han escuchado distintos relatos desde el estrado sobre peleas, insultos y celos.

Heard declaró, entre otras cosas, que su exesposo, con quien se casó en 2015, abusó de ella sexualmente. Mientras que el protagonista de “Piratas del Caribe” insistió en que nunca cometió dichos actos y que, por el contrario, ella fue la victimaria.

Algunas voces sugieren que la opinión pública está de lado del actor y que así lo demuestran los comentarios y millones de hashtag a su favor en las plataformas sociales. Otras advierten que el caso puede tener un impacto en las víctimas de violencia doméstica.

Las vistas judiciales están en receso y comienzan nuevamente el 16 de mayo.

BBC Mundo habló sobre estos temas con la profesora Carrie N. Baker, quien enseña en el Smith College y es doctora en Estudios de la Mujer por la Universidad de Emory.

Baker, además, es abogada especializada en acoso sexual.

Es un juicio por difamación. Es común que una persona acusada por abuso presente este tipo de demandas. Pero, contrario a otros lugares, como algunos sitios de Europa, en EE.UU. tenemos fuertes protecciones a la libertad de expresión bajo la Primera Enmienda de la Constitución.

Es muy difícil ganar una demanda por difamación, particularmente si eres una figura pública como lo es Johnny Depp. Sin embargo, el público ha reaccionado muy positivamente hacia él. Aun así, me sorprendería mucho que terminara ganando el caso.

¿Por qué presentar el caso si es tan complicado ganarlo?

A menudo es un intento de obtener una audiencia pública y tratar de desafiar las acusaciones y limpiar su nombre. Muchas veces, las personas que son acusadas de abuso tienen más recursos que la otra parte. Y, en ocasiones, esperan llegar a un acuerdo antes de que el caso se termine.

A menudo esto es lo que sucede en EE.UU., los casos por difamación son tan difíciles de ganar que terminan resolviéndose antes.

Usted afirma que él está usando el sistema de justicia de EE.UU. para limpiar su nombre…

Sí. Esta es una oportunidad para elaborar sus argumentos. En la corte de la opinión pública, Johnny Depp ha sido muy exitoso proyectándose como la víctima.

Veremos qué sucede al final, pero es muy difícil que en estos casos las mujeres tengan el control.

Aunque él no gane la demanda, la gente solo recordará lo que ha pasado durante el juicio. Y él aparece como si hubiese sido la víctima.

¿Cuál podría ser un posible resultado de este caso?

Es difícil contestar. Pero, como dije, es complicado ganar una demanda por difamación en los tribunales estadounidenses. Especialmente como una figura pública.

Si eres un ciudadano privado, y presentas una demanda por difamación, es más fácil ganar. En esencia esto es porque si te conviertes en una figura pública, estás abriendo la puerta a la crítica del público. Pero figuras públicas han ganado casos por difamación.

Por lo general, tiene que ser un caso muy fuerte y este no parece serlo. Pero el jurado al final del día es el que ve toda la evidencia y hace determinaciones de credibilidad.