Cuarta Revolución Industrial, el futuro a sólo un paso.

La industria cuatro punto cero es el origen de una nueva revolución, aquella donde lo humano, la ingeniería y lo digital se unen para cambiar el mundo.

Mezclar técnicas de producción con sistemas inteligentes que se integren con las personas, abre paso a lo que llaman la cuarta revolución industrial, un mundo en el que los sistemas de fabricación virtuales y físicos cooperan entre sí, manifestó Eduardo Espadas Aldana, rector de la Universidad politécnica de Yucatán.

Se refiere a que los procesos industriales o las máquinas, ya tenían cierta autonomía pero faltaba darles alguna inteligencia, sus procesos sólo eran automáticos; pero ¿qué pasa si la línea de producción falla o si la máquina tiene qué tomar una decisión? eso es lo que faltaba, también la comunicación interna entre dispositivos, los humanos y las máquinas, en si lo que es el Internet de las cosas pero aplicado a la industria. Esa combinación de dotarle de inteligencia a lo que ya era autónomo, dándole comunicación y haciéndolo fácil para el humano, es lo que se conoce como industria 4.0.” señaló.

Dijo que en la Universidad Politécnica de Yucatán que se imparten las tres ingenierías de vanguardia en la materia.

“Las carreras que pueden desarrollarse en esa industria 4.0 son como las que tenemos nosotros: robótica, computacional, que son los que se encargan de darle visión artificial y aprendizaje autónomo a las máquinas. Sistemas embebidos, que son los encargados de diseñar el internet de las cosas, darles comunicación, darle velocidad a todo lo que existe dentro de las máquinas. Y los ingenieros en datos, son los encargados de recopilar todo aquello que se produce entre las máquinas y los procesos para convertirlos en información y presentarlos a las personas que toman decisiones. Entonces, de manera global tienes tres ingenierías con alta pertinencia que aportar a esta industria”

El alcance de la llamada Cuarta Revolución es amplio y va desde la secuenciación genética hasta la nanotecnología, las energías renovables y la computación cuántica.+