Saltar al contenido

REMEDIOS NATURALES CONTRA LA RESEQUEDAD DE MANOS

El lavado frecuente de manos y el uso constante de gel antibacterial, hace que nuestras manos se resequen. Mantenerlas hidratas es fundamental para evitar heridas y que luzcan cero bonitas. 

Por eso, en estilo de vida te comparto tres remedios naturales que puedes hacer en casita para mantener tus manos hidratadas y frescas:

1.- TRATAMIENTO DE AVENA Y MIEL

La avena es un excelente exfoliante que ayuda a regresarles a tus manos su aspecto radiante, elimina las células muertas, equilibra la grasa e hidrata la piel.

Ingredientes

2 cdas. de Avena Y 1 cda de miel de abeja

Preparación y aplicación

Muele la Avena. Agrega la miel y mezcla para crear una pasta. Colócala sobre tus manos, dando un ligero masaje, y deja reposar durante 10 minutos. Retira la mascarilla de avena de tus manos con agua tibia. Aplícate este tratamiento natural por lo menos dos veces a la semana para que veas resultados, notarás como tus manos resecas se hidratan y suavizan.

2.- CREMA HIDRATANTE CON ACEITE DE OLIVA

Por su contenido en vitaminas E, K y ácidos grasos naturales, el aceite de oliva es un ingrediente que favorece a la elasticidad de la piel, evita el envejecimiento prematuro y repara tejidos dañados.

Ingredientes

6 cdas. de aceite de oliva Y 5 cdas. de cera de abeja

Preparación y aplicación

Calienta la cera de abeja a baño María hasta que se derrita. Añade el aceite de oliva y revuelve para crear una mezcla homogénea. Retira del fuego y déjala templar de 5 a 10 minutos. Viértela en un frasco de cristal con tapa; consérvala en un lugar fresco y oscuro. Úsala como crema de uso diario.

3.- HIDRATA TUS MANOS RESECAS CON AGUACATE

Otro remedio casero corto y fácil de hacer, que puedes preparar en tu hogar, es con aguacate, fruta que es rica en aceites y vitamina E.

Ingredientes

½ aguacate Y 1 ½ cdas. de miel

Preparación y aplicación

Aplasta medio aguacate para hacerlo papilla. Integra la miel y mezcla. Coloca la mezcla sobre tus manos y reposa durante 20 minutos. Lava tus manos con agua tibia. Usa este tratamiento cuando tus manos estén muy resecas, verás como inmediatamente se humectan y mejoran notablemente su aspecto.