Saltar al contenido

SNTE-CNTE exige reforzar vigilancia sanitaria y de seguridad en escuelas de Tapachula, tras intoxicación de alumnos.

Tras la emergencia y caos que se vivió en la federal 1 de Tapachula por la intoxicación de 34 estudiantes, docentes del bloque democrático del SNTE-CNTE exigieron a las autoridades esclarecer todo lo relacionado al caso que hasta el momento se ha manejado con mucho hermetismo y reforzar la vigilancia sanitaria y de seguridad en escuelas de toda la región Soconusco.

“Es un hecho lamentable lo que ocurrió al interior de la escuela, nosotros respaldamos a los padres de familia para que se llegue al fondo de todo, que se haga una investigación transparente y a los responsables sancionarlos, porque estuvieron en peligro 34 vidas. Se encienden las alarmas para reforzar la vigilancia en las escuelas, inmediatamente”.

Ervin Herrera Estudillo / Srio. Región costa grande Sección VII del SNTE

Los padres de familia y alumnos afectados, tiene derecho a que se realice una investigación exhaustiva de lo sucedido en el interior de la escuela Constitución. Con este evento que pudo terminar en tragedia, Herrera Estudillo, enfatizo, en la exigencia a las policías municipales a cuidar todos los centros escolares, porque se requieren de patrullajes constantes, ante, los señalamientos de la presunta venta de droga a las afueras de las escuelas

“Que la policía municipal realice rondines a la hora de entrada y salida de escuelas en todos los niveles, pero sobre todo en secundaria y preparatoria, donde la violencia está acaparando a los adolescentes y por eso se hace necesario que la policía y el municipio haga su trabajo”.  

Los operativos mochila deben regresar a las escuelas y tanto padres de familia, como maestros en coordinación con las autoridades deberán trabajar en garantizar la seguridad de los estudiantes.

“Yo creo es necesario que las autoridades retomen el rumbo, toda vez que las escuelas están muy abandonadas, ya se han olvidado de esos procesos de operación mochila, se han olvidado de la vigilancia permanente en las escuelas y creo que también salubridad debe entrar a la verificación de los alimentos que se venden al interior de los centros escolares”.

Hasta el momento se desconocen las causas de la intoxicación de los estudiantes, se habla de una sustancia prohibida, de alimentos mal manejados y hasta de una pequeña fuga de gas; sin embargo, las autoridades educativas y de seguridad deben ir en busca de la verdad, pues en riesgo estuvieron la vida de 34 alumnos y alumnos.