Saltar al contenido

Se debe visibilizar la violencia contra las mujeres

Tapachula, Chiapas.- El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con la finalidad de visibilizar la violencia contra este género a nivel mundial; con esta fecha también se busca impulsar políticas públicas reales, para la erradicación de la violencia a la mujer, así como brindar apoyo y generar conciencia sobre la estigmatización que sufren las víctimas.

La fundadora de la asociación Por la Superación de la Mujer, Elsa Simón Ortega, indicó que la violencia contra las mujeres y niñas se manifiesta de forma física, sexual y psicológica, e incluye los actos de violencia por parte de un compañero sentimental ya sea violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio; así también la mujer sufre violencia sexual, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético, entre muchos otros.

Durante la celebración de este año, se hace una convocatoria a la sociedad para que se hagan activistas de esta causa contra la violencia, apoyen a las defensoras de los derechos de la mujer y a los movimientos feministas, con el único objetivo de acabar con la violencia contra las mujeres.

Simón Ortega, dio a conocer que los casos de feminicidios registrados en la Costa y Soconusco de Chiapas son un llamado de alerta a la sociedad e instituciones para atender con eficiencia las denuncias y ofrecer mayor vigilancia y seguridad para evitar las muertes violentas por razón de género.

En Chiapas durante 2020 se registraron 29 feminicidios, mientras que, en 2021, fueron 48 un incremento considerable, casi el doble, sin embargo, en lo que va del 2022 se contabilizan más de 40 feminicidios. Estos crímenes reflejan la crueldad a la que están expuestas las mujeres en la Costa y Soconusco, los cuales deben encender focos rojos y atención inmediata.

Tan solo en Tapachula, este año se tienen registros de más de 700 denuncias de mujeres que acuden ante la autoridad para dejar constancia de la violencia que viven y pedir ayuda.

Indicó que, lamentablemente la alerta de Género que existe en siete municipios de Chiapas no ha servido de nada, porque los casos de violencia y de feminicidios, lejos de disminuir van aumentando cada año de manera muy alarmante.

Reconoció que hay preocupación de parte de las autoridades, pero también existen carencias en la atención, por lo que es necesario mayor vigilancia y cercanía y dar castigos más severos para que no sigan los hogares sin mujeres.