Opaca, onerosa y sin resultados, critican a la Guardia Nacional

Tapachula, Chiapas.- En un análisis hecho por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A. C., que fue entregado a la Cámara de Diputados, hace una crítica a la Guardia Nacional por ser una corporación que actúa sin coordinación, sin estrategia, con recursos desproporcionados y sin transparencia.

En el reporte indica que, considerando el aumento de 50 mil millones de pesos anunciados por el jefe del Ejecutivo, el presupuesto de la Guardia Nacional en 2021 es de 103 mil 935 millones de pesos, equivalente al 0.41 por ciento del PIB y 2.5 veces el presupuesto más alto destinado a la Policía Federal en 2015.

La asociación civil explicó que, desde la creación de la Guardia Nacional se consideró que su estado de fuerza estaría compuesto por miembros de la Policía Federal, así como por elementos de la Sedena y la Marina. A diciembre de 2020, la Guardia estaba compuesta por 24 mil 174 elementos de la Policía Federal, 59 mil 548 de Sedena y 16 mil 513 de la Marina.

Sin embargo, aclara, que, en el Analítico de Plazas y Remuneraciones de la Secretaría de Seguridad Pública sólo pueden identificarse 41 mil 813 elementos relacionados con prestación de servicio en la Guardia, por lo que hay más de 58 mil efectivos de la Guardia que reciben sus pagos fuera de las plazas de la SSPC.

Ante esta situación, el presidente del Frente Cívico Popular del Soconusco, Pedro Pablo Scott Ramos, afirmó que, ante todas estas cifras, se sospecha corrupción dentro de la Guardia Nacional.

Dijo que, no hay resultados positivos para la población, porque el aumento de la inseguridad en todo el país, es galopante, por lo que, los miles de millones de pesos que les aumentaron en el presupuesto, se hubieran destinados al combate contra el Covid, o al regreso a clases.

Asimismo, expresó que la policía municipal, que es la corporación que es el primer respondiente en cualquier delito, sufren todos los años por la falta de recursos, además el gobierno no se preocupa por capacitarlos, por ello, es necesaria la integración de una mejor estrategia para el combate a la delincuencia.

Puntualizó en que, el Gobierno en lugar de maquillar las cifras de inseguridad y de darle más recursos a una corporación sin resultados, debería garantizar la tranquilidad de la población, tal y como lo marca la constitución.