Saltar al contenido

Reinstalación del Comité de Medicina Transfusional pone a la vanguardia al Banco de Sangre

Chiapas cuenta con la infraestructura, recurso humano y equipo de alta tecnología para garantizar la calidad del proceso de la donación y transfusión de hemocomponentes, por lo que la entidad se pone a la vanguardia al reinstalar el Comité Interno de Medicina Transfusional del Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea, Banco de Sangre “Dr. Domingo Chanona Rodríguez”, encabezado por el secretario de Salud del estado, José Manuel Cruz

El titular de la dependencia estatal, doctor José Manuel cruz, acompañado de la encargada de soporte técnico del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, Erika Jiménez Téllez, destacó que el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) y Banco de Sangre “Dr. Domingo Chanona Rodríguez”, cuenta con un grupo multidisciplinario altamente calificado, con amplio conocimiento de las buenas prácticas en la medicina transfusional que tienen como parte medular salvar vidas a través de la donación.

Expuso que el Comité de Medicina Transfusional tiene como objetivos analizar, promover y favorecer la mejora de la calidad del proceso de transfusión sanguínea, es decir, vigilar y utilizar de manera adecuada la sangre de los donadores, desde la solicitud, la obtención, el procesamiento, la conservación, el manejo y administración al paciente que lo necesite; así como implementar un sistema de hemovigilancia hospitalaria y el apego a las guías transfusionales nacionales.

Recalcó que, para lograr una terapia transfusional profesional, oportuna y de calidad que salvaguarde la vida del donante y del receptor, se mantienen bajo un estricto apego a las normas los procesos de donación de sangre como son trabajo social, valoración médica, extracción, almacenamiento en la red de frio, sistema analítico y fraccionamiento.

El secretario de Salud del estado explicó que este Comité instalado por primera vez desde el año 2011, también analiza el sistema de hemovigilancia hospitalaria donde también se da seguimiento a aquellos donadores que resultan reactivos a los siguientes marcadores serológicos: VIH, sífilis, brúcelas, paludismo, chagas, hepatitis B y C.

Puntualizó que el año pasado este centro recolectó más de 30 mil unidades de sangre, derivadas  principalmente a códigos rojos de hemorragias obstétricas, para evitar la mortalidad materna, así como para el dengue, hemofilias, cáncer infantil, cirugías programadas y pacientes con riesgo hemorrágico por accidentes.