Saltar al contenido

“Regalar vida al donar un órgano”, convoca Gobierno en el día Mundial de la Donación.

Tapachula, Chiapas.- Al conmemorarse este 14 de octubre el Día Mundial de la Donación de Órganos, Tejidos y Trasplantes, se intenta incentivar en todas las personas el querer ser donantes y así salvar la vida de otras personas menos afortunadas en lo que respecta a la salud física.

Hasta hoy en día, persisten muchas creencias que impiden a los individuos del mundo pensar en ser donantes. En realidad, ser donante de órganos no es correr un riesgo, sino más bien convertirse en una salvación para otros.

Por lo que, en este día es importante informar y compartir con los demás para conseguir concientizar a la mayor cantidad de gente posible.

Rosalba Sánchez López de 44 años de edad, sabe en carne propia la necesidad de que la cultura de la donación se amplié en todos los estratos de la sociedad, pues a muy corta edad, debido a un padecimiento congénito, tuvo que recibir un trasplante de riñón, debido a que su vida peligraba.

Afortunadamente, su madre, fue compatible para el trasplante, por lo que asegura que le debe la vida doblemente, pues pudo estar con una buena calidad de vida mientras contó con el órgano alrededor de 23 años, sin embargo, nuevamente es una de las más de 20 mil personas que necesitan un trasplante en México.

Rosalba afirma que su caso, es uno más, porque miles de personas, desde niños a adultos mayores requieren de una donación para poder vivir, y desafortunadamente, muchos de ellos morirán en el intento, por lo que convocó a la sociedad a que se sensibilicen en esta situación.

Las autoridades de salud están impulsando la campaña “Regala vida, dona un órgano” el cual busca sensibilizar y concientizar sobre la importancia de salvar vidas, indicó la coordinadora de trasplantes de Ciudad Salud, Diana Alfaro Silva, que, aunque asegura que no hay cifras oficiales en Chiapas de cuántas personas están en la lista de espera, reconoce que la respuesta de la sociedad es limitada.

Finalmente, se exhortó a la población a fomentar la cultura de la donación de órganos y sobre todo a trabajar desde el núcleo familiar en transmitir la decisión, de tal manera que se respete la determinación de ser un donador voluntario, que es lo que frena el trabajo en pacientes cadavéricos.