CÁNCER DE MAMA DETECTADO A TIEMPO TIENE ALTA PROBABILIDAD DE CURA.

Según estadísticas de la Secretaría de Salud, del año 2000 al 2015 existe un incremento de casi 300% de muertes de mujeres mayores de 25 años por tumor maligno de mama; pues en el 2000 murieron 53 mujeres y para el año 2015 fallecieron 142.


El riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de seno aumenta con la edad; por ello, especialista recomiendan que después de los 25 años, las mujeres con antecedente de un familiar con cáncer de mama deben acostumbrarse a la auto-exploración y el chequeo constante con el médico.

También, deben estar pendiente de cualquier factor riesgo que pudiera desencadenar en un tumor maligno en las mamas, señaló, Jorge Enrique Guerrero, médico Radiólogo, del centro de Ultrasonido Diagnóstico y Radiología Digital.

“Auto-explorarse y acudir periódicamente al medico a una valoración es primordial para evitar muertes por cáncer mamario”.

Jorge Enrique Guerrero / Médico Radiólogo


Otros factores de riesgo a identificar son: tener la primera menstruación antes de los 12 años, usar anticonceptivos hormonales por más de 5 años, no haber tenido hijos o tener el primero después de los 30 años. 

El especialista en Radiología e Imagen, dijo, es importante identificar estos factores de riesgo, pero más importante es, realizar la auto-exploración y la revisión periódica con un médico, para detectar oportunamente cualquier mal formación o crecimiento de las células mamarias.

La detección temprana ayuda a tener un diagnóstico adecuado y así dar un tratamiento correcto; si se detecta el cáncer antes de que se expanda, la paciente tiene un 95% de probabilidad de cura”.


Lamentablemente, aún existen factores sociales como el machismo que alejan a las mujeres de una evaluación oportuna; lo que, pone en riesgo sus vidas, porque la enfermedad avanza rápidamente. 

El especialista, recomendó estudios de imagen, como el ultrasonido; pues, resultan menos invasivos y pueden realizarlos a pacientes, a partir de los 20 años.

Los pacientes después de los 35 años con antecedentes familiares de cáncer o que se les haya encontrada una mal formación, está indicado hacerle una mastografía para la detección de cáncer de mama.