Alertan ante el aumento de quemaduras en niños durante las Fiestas Patrias

Integrantes de la fundación Micho y Mau para Niños Quemados advirtió a los padres y madres de familia a que cuiden a los menores de edad, debido a que con la celebración de las fiestas patrias aumenta un 30 % las posibilidades de que los infantes sufran quemaduras por el uso de los juegos artificiales.

Por su parte, la delegación estatal de la fundación precisó que en lo que va de este mes, en Chiapas aún no se han hecho traslados de menores a Estados Unidos por quemaduras considerables, no obstante, sí se reportaron casos de niños quemados.

“Haciendo un llamado a la población sobre los consejos de prevención, puede sonar muy repetitivo, pero los accidentes siguen ocurriendo”, refirió Gabriela Aramoni, delegada estatal de Micho y Mau.”

A través de un pronunciamiento, puntualizaron que la venta y también la utilización de la pirotecnia hace que los menores sufran de accidentes severos, y las consecuencias se traducen en muchos años de tratamiento.

Cuidar de los infantes es fundamental, debido a que tratar a cada niño quemado puede implicar un gasto de entre 500 mil y hasta un millón de dólares, recursos que serían imposibles de cubrir por las familias.

En el pronunciamiento, la fundación enfatizó que los accidentes se presentan por un descuido de los familiares y ante la falta de supervisión de un adulto.

“Los accidentes por cohetes provocan lesiones por quemaduras muy graves que requieren de un tratamiento muy largo y especializado”.

En el mes patrio los riesgos de quemaduras no sólo se vinculan con el uso de pólvora por parte de los menores, también existe vulnerabilidad en aquellos hogares que tienen ollas con líquidos hirviendo, debido a que 80 % de los accidentes por escaldadura ocurren en infantes de cero y hasta cinco años.

Finalmente, la fundación ha enfatizado que el uso de la pólvora no es ningún juego y cualquier accidente también es responsabilidad de los adultos; es importante vigilar que los menores no jueguen cerca de donde se preparan los alimentos ni tampoco que las ollas hirviendo se enfríen en el piso.