Obligan a candidatos conocer necesidades de las comunidades indígenas

Tapachula, Chiapas. – Con el curso de las campañas proselitistas para buscar un puesto de elección popular en las diputaciones federales, los pueblos originarios alzaron la voz para denunciar la carencia de propuestas políticas que estén vinculadas al desarrollo de las comunidades indígenas.

Gamaliel López Ortiz, quien es el gobernador de los pueblos originarios y comunidades indígenas del estado de Chiapas, criticó la postura de los partidos políticos y candidatos de no acercarse a conocer las necesidades que tienen cientos de comunidades de la región Soconusco.

Aclaró que los indígenas no están comprometidos a ningún partido político, sino que están en la postura de que las demandas más sentidas de este sector vulnerable sean escuchadas.

Enumeró que existen carencias en el rubro de caminos, educación, suministro de energía eléctrica y salud, que por años, los que ostentan el Gobierno no han dado solución, puso como ejemplo algunas comunidades de la zona alta de Tapachula como El Naranjo y San Cristóbal, que por 40 años han demandado un camino, ya que sus habitantes tienen qué caminar hasta 3 horas para llegar a un destino.

Afirmó que es común que ningún candidato a un puesto de elección popular llegue a visitar a las comunidades indígenas, sin embargo, a través de su representatividad exigirán a que quienes ganen la elección volteen a ver a los pueblos originarios, y que se recupere el recurso que era destinado a la construcción de caminos de las zonas inaccesibles.

Otra de las facturas pendientes de los gobernantes es mejorar la educación en las comunidades, tanto en generar una infraestructura adecuada en las escuelas, como capacitar a los maestros de lengua indígena y darles sueldos dignos, por lo que, pidió a quienes promueven sus propuestas en campañas que añadan el regreso de la Secretaría de Educación Indígena.

Finalmente, lamentó que en estos tiempos electorales, los políticos traten de dar dádivas a los habitantes de las serranías a cambio de su voto, por ello, desde la gubernatura indígena se está difundiendo la postura de no vender su voto a ningún candidato, porque cuando ostentan el poder no vuelven a satisfacer las necesidades de los pueblos originarios.