PADRE SOLALINDE SIRVE A INTERESES DEL GOBIERNO FEDERAL; DIÓCESIS DE MOVILIDAD HUMANA.

Recientemente, el padre Alejandro Solalinde Guerra, declaró, que las ultimas caravanas de migrantes que ahora salen de Tapachula, hacia la frontera norte, son un acarreo provocado por el gobierno de Estados Unidos y organizaciones defensoras de derechos de migrantes, con la intención de golpear al gobierno del presidente de México.

Para la Diócesis de la Movilidad Humana en Tapachula, las declaraciones del activista y sacerdote, no están apegadas a la realidad que viven miles de migrantes retenidos en la frontera sur de México.

César Augusto Cañaveral Pérez, Coordinador Diocesano de la Movilidad Humana en Tapachula, dijo, las caravanas que salen de la ciudad si tienen un motivo y es la desesperación, no obedecen a ningún interés de los Estados Unidos. Y espera que Solalinde no hable a título de la iglesia católica.

 

“Yo creo que también está metido en el tema de gobierno y defiende la imagen del presidente. Sólo espero que no hable a título de la iglesia, porque las caravanas tienen un motivo y es la desesperación”.

César Augusto Cañaveral Pérez, Coordinador Diocesano de la Movilidad Humana en Tapachula. 

Señaló, que las caravanas no quieren provocar al presidente de México, por el contrario, los migrantes que salen de Tapachula, principalmente de Haití, quieren dejar México para llegar a los Estados Unidos.

Las caravanas no quieren golpear al presidente Andrés Manuel López Obrador; lo que hasta ahora se ha visto es como el gobierno federal, a través de la COMAR retiene los tramites y por medio del INAMI, golpea a los migrantes.

“No estoy de acuerdo con lo que acaba de decir este sacerdote (Alejandro Solalinde) que las caravanas quieren provocar al gobierno federal, más bien son ellos quienes están golpeando a los migrantes”.


Señaló, hasta que el gobierno no atienda a los migrantes con sus documentos para transitar por el país, las caravanas no van a terminar, y en consecuencia los operativos, las redadas y el maltrato de las autoridades hacia los extranjeros que intentan salir de Tapachula, tampoco.   

El gobierno, si de verdad quiere ayudar a los migrantes no los debe tener retenidos o encapsulados en esta ciudad, necesita ver causar de la migración y en conjunto con los países expulsores ofrecer una solución.