MIGRANTES VUELVEN A INTERPONER AMPAROS ANTE EL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN.

Al medio día de este martes unos 50 migrantes, junto a activistas llegaron al Poder Judicial de la Federación para dar inicio a juicios de garantías.


Fueron 24 listas de 50 extranjeros cada una las interpuestas ante un juez federal, es decir, 1250 migrantes iniciaron un proceso legal de defensa, para que el Instituto Nacional de Migración no los detenga, no los regrese a su país y agilice el trámite de regulación migratoria.

Para los migrantes los amparos son la ultima esperanza que les permita dar celeridad a sus tramites y no los deporten mientras esperan su proceso en la ciudad de Tapachula.

“Creemos en los amparos, porque COMAR y Migración ya no nos dan opción, hicimos una cita y nos mandaron a enero y luego la cancelaron, tenemos fe en los amparos”.

Ángel Herrera / Migrante de Honduras.


Lo que intentan a través de los amparos, es que el Instituto Migratorio les otorgue una visa humanitaria o bien una estancia legal en México.

Si no pueden acelerar el tramite en Tapachula, piden que los envíen a una de las 16 delegaciones de migración en todo México, para retomar el proceso; porque, lo único que quieren es buscar una mejor oportunidad de vida en otra ciudad de la Republica mexicana.

“Acá ya no podemos estar, está lleno de migrantes, no podemos trabajar, hay días que no tenemos para la comida, mucho menos para rentar una casa, por eso los amparos son nuestra ultima esperanza”.

Melvin Zúñiga / Migrante de Honduras. 

Ante los rumores de cobro por realizar el tramite de parte de los activistas a los migrantes, ellos, aclararon, que no pagaron ni un solo peso por los amparos. 


En 15 cajas de cartón y sobre un carrito de carga, fueron recibidos los amparos por funcionarios del poder judicial de la federación a la espera de que den respuesta en los próximos días. 

Luis García Villagrán, del Centro de Dignificación Humana, aclaró que ningún amparo interpuesto por ellos ha sido liberado por ningún juez del poder Judicial de la Federación, los primeros 582 no fueron ratificados por los migrantes y el juez los desecho.  

 

“Los amparos, piden al juez de la causa que instruya al Instituto Nacional de Migración haga su trabajo; mientras la COMAR atiende a mil migrantes todos los días, el INAMI atiende a 80 migrantes cada 24 horas, lo que genera la aglomeración de extranjeros en la ciudad de Tapachula”.

Luis García Villagrán / Centro de Dignificación Humana. Inserto.

Por ahora los amparos no son para que los migrantes abandonen la ciudad, tendrán que esperar la resolución del juez.