INTEGRANTES DE CARAVANA SE ENFRENTAN CON GN Y INAMI; VARIOS AGENTES GOLPEADOS.  

Esta mañana en el municipio de Pijijiapan, sobre la carretera costera de Chiapas se dio el primer enfrentamiento de la Caravana de Migrantes contra elementos de la Guardia Nacional y agentes del Instituto Nacional de Migración.

La caravana por la Libertad, La dignidad y La Paz, salió el pasado 23 de octubre conformada por migrantes de distintas nacionalidades y encabezadas por activistas; a pie habían avanzado cerca de150 kilómetros por 8 municipios de la costa chiapaneca.

Fue en el tramo carretero Pijijiapan- Tonalá en donde se dio el primer enfrentamiento agresivo entre migrantes y las autoridades del gobierno feredal.

Alrededor de las 8 de la mañana, llegaron unas 10 unidades del Instituto Nacional de Migración y camiones de la Guardia Nacional. Los agentes federales con equipo antimotin se bajaron para implementar el operativo de contención  a este grupo de más 3 mil 500 extranjeros.

Los migrantes corrieron y se replegaron, mientras los agentes federales avanzaban, luego vino el ataque de los migrantes, estos lanzaron piedras a los federales.

Unos 100 migrantes, principalmente hombres de entre 18 y 35 años aventaron piedras y golpearon con palos al contingente de guardias nacionales, la gesta duró unos 10 minutos.

A pesar de la barrera de escudos, los uniformados fueron superados en número y abandonaron el operativo, pues los proyectiles superaron la protección y varios agentes fueron golpeados.

Al menos dos agentes se llevaron la peor parte, los extranjeros los golpearon hasta dejarlos inconscientes sobre la cinta asfáltica.

Los elementos de la Guardia Nacional intentaban subir a los vehículos oficiales para huir, pero eran alcanzados por los golpes.

De uno de los camiones de la Guardia Nacional, cayó un agente, afortunadamente rodó al frente de la unidad para no ser atropellado.

En el enfrentamiento resultaron heridos varios efectivos de la Guardia Nacional quieres recibieron patadas, pedradas y golpes con palos.

Luego de reagruparse y verse superados los elementos de la Guardia Nacional se retiraron.

A las 9:10 de la mañana los migrantes de forma dispersa pasaron la Garita de Pijijiapan, con el temor de volver a ser perseguidos por las autoridades.

Minutos antes del encontronazo, los elementos de la guardia nacional detuvieron a unos 30 migrantes entre ellos mujeres con sus hijos que se habían rezagado del contingente y fueron subidos a las camionetas de migración; esto provocó la molestia de los extranjeros que respondieron con golpes al intento de contención.