DESTRUYEN CORAZÓN DE ZONA ARQUEOLÓGICA DE IZAPA.

Esta claro que la ignorancia, omisión y ambición de algunas personas, puede llegar a destruir el patrimonio histórico y cultural de toda una nación.

Y es que, para construir un fraccionamiento, personas hasta ahora desconocidas derribaron un montículo de la zona Arqueológica de Izapa, ubicada en el municipio de Tuxtla Chico, Chiapas.

Se trata del montículo 46, el de mayores dimensiones y según habitantes el más importante de la zona Arqueológica.

El pasado jueves, una retroexcavadora destruyó la plaza ceremonial, el corazón de la zona arqueológica de Izapa, el daño al patrimonio histórico y cultural es incuantificable e irreversible.

Rosario Coutiño / Habitante de Tuxtla Chico

La destrucción de esta plaza ceremonial causó enojo, tristeza y dolor a los habitantes; pues en cuestión de horas destruyeron un montículo desarrollado desde por lo menos 1500 AC.

Los lugareños, aseguraron que la maquina destruyó todo tipo de vestigios arqueológicos. En el lugar sólo queda tierra, escombros y arboles caídos. 

Dieron a conocer que, en el lugar se encuentran 3 montículos en una superficie de 10 mil metros cuadrados; donde los supuestos dueños, pretendían derrumbar todo, lotificar y vender los terrenos de 10 x 20 a 90 mil pesos.

Manifestaron que, desde que fue declarada como patrimonio de la nación, se establecieron acuerdos y uno de ellos es que no se puede hacer excavaciones.

 No les importó y no respetaron los acuerdos, aquí no se puede excavar. Hemos decidido cerrar el camino hacia la zona arqueológica, donde se ubican los montículos 45 y 46.

Raydil Colomo Ramírez, presidente del comité camino a Izapa.

¿Quién autorizó los permiso de uso de suelo, en un lugar donde están prohibidas las excavaciones?

Mencionaron que, en el momento que escucharon a la maquina trabajar en el lugar, algunos habitantes se acercaron para intentar detenerla, pero no pudieron, porque una patrulla de la policía municipal de Tuxtla Chico, resguardó el trabajo.

Señalaron que, como grupo de ciudadanos, mantienen comunicación con los abogados del Instituto Nacional de Arqueología e Historia, INAH, para emprender acciones legales en contra de quienes resulten responsable.

El lugar se ubica A 11 kilómetros al sureste de Tapachula, Chiapas, tomando la carretera federal 200. A lo largo de 1000 años fue el más grande e importante centro civil y religioso de la Llanura del Pacífico.