Saltar al contenido

Bloqueo de migrantes molesta a ciudadanos mexicanos y se confrontan; autoridad estuvo ausente.

En pleno festejo de las madres, migrantes bloquean la carretera costera de Chiapas, lo que, generó molestia entre los ciudadanos mexicanos.

Primero, los automovilistas se bajaron de sus vehículos para dialogar con los extranjeros y les permitieran el paso, pero fue inútil.

La señora Gloria Estrada, iba a una cita médica y no le permitieron el paso, tuvo que esperar por 3 horas dentro de su vehículo.

“Yo tenía una cita médica, pero no me dejaron pasar, ellos sólo nos están afectando a nosotros los mexicanos, violan nuestros derechos y la autoridad no hace nada”.

Gloria Estrada / Automovilista.  

Mario Hernández, viajó desde Acapetahua a una reunión en el municipio de Cacahoatán, pero perdió su cita, apoyado sobre la puerta de su vehículo, dijo, que es necesario que la autoridad intervenga para desalojar la vía de comunicación, porque todos los ciudadanos son afectados.

“Nuestra paciencia se agota, lo que ellos hacen está mal, porque nos pasan afectando, tenemos que ir a trabajar, gastamos de más y acá nos tienen parados en el sol. ¿Por qué no van a bloquear a la oficina de migración?

Mario Hernández / Automovilista. 

A medida que el calor se incrementaba, los ánimos también subían de intensidad.

Los conductores de vehículos de carga, amagaron en varias ocasiones con pasar por la fuerza, pero, la barrera de humanos siempre se los impidió.

Los transportistas con palos en las manos para defenderse, responsabilizaron a las autoridades migratorias y a la Guardia Nacional de mantenerse al margen y permitir estos actos de confrontación y afectaciones a terceros.

Luego de la presión que hicieron los chóferes de tráileres y volteos, los migrantes accedieron y liberaron el paso de la carretera costera de Chiapas.

 Aunque el gusto duró solo 20 minutos, porque, los extranjeros volvieron a bloquear ante la falta de atención de la autoridad, que en todo momento fue la ausente principal. 

Finalmente, cerca de la una de la tarde, los extranjeros decidieron liberar ambos carriles de la carretera y abordaron los autobuses que el Instituto Nacional de Migración llevo hasta el lugar, fueron trasladados al municipio de Huixtla