Acuerdan acompañamiento a refugiados para emplearlos en México

Tapachula, Chiapas.- En gira de trabajo por la frontera sur, embajadores de la Unión Europea, recorrieron Tapachula y Suchiate para conocer de cerca el fenómeno migratorio y más tarde presentaron el arranque de la remodelación de la Unidad Regional del Servicio Nacional de Empleo en Tapachula.

La Unidad Regional ubicada en la zona norte-oriente de la ciudad, tendrá un costo aproximado de remodelación de 4 millones de pesos, recurso otorgado por las representaciones de la Unión Europea, para que exista un espacio de atención a los migrantes que buscan un refugio, y al mismo tiempo, mostrarles las oportunidades labores que se ofertan dentro y fuera del estado.

Al respecto, el encargado de la Secretaría de Economía y Empleo de Chiapas, Carlos Alberto Salazar Estrada indicó que Chiapas es punta de lanza para un nuevo modelo de atención a los migrantes refugiados, que consiste en brindar el acompañamiento para que encuentren una estabilidad laboral en este país y de esta forma, apoyar su inclusión en actividades sociales y económicas en México.

Por su parte, Kristin Riis Halvorsen, subjefa de la Oficina de la ACNUR en Tuxtla Gutiérrez agregó que a partir de que, Chiapas y en especial Tapachula, que han mostrado una solidaridad histórica con las personas refugiadas, hoy con este proyecto de remodelación, le permitirá a ACNUR contar con oficinas para atender de manera integral las solicitudes de la población migrante, acompañándolos para que logren obtener una permanencia a través de un empleo formal.

Por su parte, el director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo para México y Cuba, Pedro Américo Furtado de Oliveira, expuso que al conocer las condiciones de violencia que sufren las personas que cruzan fronteras para llegar a un destino mejor para sus familias, este acuerdo beneficiará para integrarlas con un trabajo sostenible y con toda la protección social.

Asimismo, los diplomáticos de Alemania, Finlandia, Austria, Bélgica, Hungría, Italia, Francia, entre otros países, coincidieron en el papel de dignificar el esfuerzo de los refugiados extranjeros con un trabajo que les proporcione bienestar para sus familias, a su vez que ellos también contribuyan en el desarrollo del país, pagando impuestos y realizando la labor que hacían en sus países de origen, así lo dio a conocer el embajador de la Unión Europea, Gautier Mignot.

Finalmente, se presentó el convenio de colaboración de las Naciones Unidas con el gobierno federal y el gobierno de Chiapas para formalizar e impulsar la inclusión laboral de personas extranjeras refugiadas en México.