LABIO Y PALADAR HENDIDO PUEDE REPETIRSE EN HIJOS DE FAMILIAS CON ESTA CONDICIÓN.

Dentro de las mal formaciones cráneo faciales que se presentan en los nacimientos, está el padecimiento de Labio leporino y paladar hendido, que surge en la quinta semana de gestación, donde no se tienen un cierre adecuado de las células que sellaran el labio y el paladar.

Al respecto José Luis Márquez González Pediatra de Misión 33 señaló que un 3 por ciento de los bebes nacen con esta condición, por ello la importancia de los cuidados prenatales de las embarazadas en los primeros meses.

Aseguró que se tienen causas ambientales, principalmente la nutrición de las embarazadas, lo que pueden generar mayor de prevalencia en que se tenga un riesgo para el bebe.

Agregó que según la experiencia clínica, en las familias con un nacimiento con esta condición, se corre el riesgo de que se presenten este padecimiento con la llegada de mas bebes. Menciono que dentro de los nacimientos, se tienen estadísticas que uno de cada 2000 niños nace con la condición de labio y paladar hendido, mientras que uno de cada 5000 nace con la fisura en el paladar.

Los niños tienen una mayor incidencia de labio y paladar hendidos, afectando en mayor medidas la parte izquierda de su estructura facial, en tanto que, las mujeres tienden a sufrir de una hendidura de paladar.

José Luis Márquez González // Pediatra de Misión 33.

 

Mencionó, para muchos recién nacidos su principal barrera es la alimentación, la cual tendrá que ser asistida por sus madres, para evitar problemas al momento de tomar sus alimentos o se tenga infecciones constantes.

Márquez González dijo, como importante que las familias tengan un abordaje médico inmediato, para intervenir y corregir de manera quirúrgica esta condición, e impedir que con el paso del tiempo se imposibilite esta intervención.

Concluyó que todo niño que nace con esta condición, sino es atendido a tiempo, puede tener complicaciones y secuelas en su dentadura o audición, repercutiendo en el desarrollo social, generando que en edades educativas sufran de bullying, afectándolos psicológicamente.