Vecinos abusivos se apoderan de las áreas verdes en Santa Clara 2

TAPACHULA, CHIAPAS.- Dos familias del fraccionamiento Santa Clara 2, se apoderaron de las áreas verdes del andador El Roble, obstaculizando así el libre tránsito, por lo que los vecinos pidieron la intervención de las autoridades municipales, mediante oficios a las oficinas de la dirección de gobierno, Secretaría de Desarrollo Urbano y a la Secretaría del Ayuntamiento.

Hace unos meses un sujeto de nombre Sergio Roblero Manchinelly adquirió una vivienda al fondo del andador, pero de manera abusiva se apoderó del paso y las áreas verdes, poniendo una cerca con malla y herrería frente a su domicilio, y aunque ya fue apercibido por las autoridades, hizo caso omiso.

De igual forma otra persona, cercó de manera indebida otra parte de las áreas verdes, con malla ciclónica, con la intención de instalar un taller de carpintería, que a su vez utiliza este espacio como bodega, lo que ha originado que, proliferen fauna nociva como alacranes y ratas, asimismo, en el andador se introducen vehículos de alto tonelaje para descargar la madera de manera continua.

Los vecinos inconformes argumentaron que esta situación se ha vuelto tensa, porque al obstaculizar el libre tránsito, con sus cercos, el agua de lluvia se acumula por todo el andador, causando que se introduzca a las casas, por lo que reiteraron la intervención de las autoridades municipales para sancionar a estas personas que no han entendido el perjuicio que originan.

Este paso sobre el andador, era muy común para los niños y jóvenes que iban y venían de colonias aledañas para ir a una escuela que está cercana a este lugar, por lo que el malestar se ha generalizado entre los vecinos, porque esta persona de nombre Sergio Roblero Manchinelly se siente muy influyente ante los funcionarios públicos del gobierno local.

Por ello, pidieron que se les dé seguimiento a los oficios que ya están en poder de las autoridades municipales, ya que aseguraron que la prohibición de apropiarse de áreas verdes de un asentamiento, está inscrito en el reglamento de construcción vigente, y de no cumplirse se harían acreedores de sanciones administrativas o penales que determine la autoridad municipal.

Finalmente, confiaron que, tarde o temprano, las autoridades municipales aplicarán el reglamento para que se regresen las áreas verdes de uso común a los vecinos de este andador.