Sectores productivos serranos pierden en la comercialización.

Tapachula, Chiapas.- Los productores de los municipios de la sierra, sufren todos los años, por el mal precio en que venden sus productos, pues el recurso que perciben de lo que comercializan no les alcanzan para darle mantenimiento a sus tierras, mucho menos para darle un bienestar a sus familias.

En este sentido, el diputado local del distrito XVII de la zona Sierra de Chiapas, Jorge Luis Villatoro Osorio, remarcó la necesidad de que este tema se eleve ante el Congreso del Estado, porque esta situación sobre el precio en que venden sus productos no sólo es en esa región, sino es en prácticamente en todo el estado.

Agregó que, al no contar con un desarrollo por sus cultivos, y aunado a las condiciones climáticas, poco a poco se ha dejado de producir, ya que hoy no existen las fincas cafetaleras que antes engalanaban esa zona del estado, además las tierras se han convertido en zonas áridas y de baja producción, por la falta de mantenimiento en la tierra.

De igual forma los productores ganaderos se han ido desapareciendo y han optado por realizar otras labores, ya que por la misma razón que no han encontrado precios justos para la comercialización de la carne, ahora esos ranchos ganaderos han quedado abandonados.

En este sentido, Villatoro Osorio afirmó que, los precios de la carne de hace 10 años, es el mismo en que se comercializa el día de hoy, por lo que no existe una posibilidad para que, puedan solventar sus gastos de producción, por ello, mencionó que ese sentir se expondrá ante el congreso estatal

También afirmó que, son los productores de los municipios de Motozintla, Porvenir, Mazapa de Madero, Amatenango de la Frontera, Chicomuselo, la Grandeza, Bejucal de Ocampo y Bellavista, los que están impulsando para que se escuchen sus necesidades.

Por otro lado, agregó que, recientemente se elaboró un plan de desarrollo en estos municipios, a través de la UNACH, por lo que, se intentará legislar para que sea esta institución la encargada de formular las directrices de trabajo de los municipios, y se evite un gasto oneroso con empresas que vienen de fuera.

Finalmente estimó que, como representante, trabajará para que la voz de los diferentes sectores sea escuchada y proponer al ejecutivo estatal formular políticas públicas acorde a las necesidades de esos lugares.