Se sumaron solo 180 comercios al programa del Buen Fin en Tapachula.

TAPACHULA, CHIAPAS.-  pesar de la difusión nacional sobre los beneficios del programa del Buen Fin, sólo 180 comercios se inscribieron de manera formal, quienes son los que tendrán algunos beneficios anunciados por la Secretaría de Hacienda, sin embargo, otros comercios se adhirieron de manera simbólica, para justificar los descuentos y promociones en sus productos.

El programa comercial del Buen Fin, que fue inaugurado por las autoridades de las tres órdenes de gobierno y el sector empresarial, se desarrollará del 10 al 16 de noviembre, no obstante, este programa arrancó con poca participación de comercios locales y poca afluencia de consumidores en el primer día.

En un recorrido por el sendero peatonal, corazón comercial del centro de Tapachula, se observó muy poca presencia de clientes en las tiendas locales y departamentales, quizás derivado de la situación económica complicada que viven las familias en la frontera sur.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), en Tapachula, Hernán Betanzos Díaz, dio a conocer que solo 180 comercios locales se inscribieron al programa del Buen Fin, sin embargo, otros negocios participan de manera indirecta con ofertas y descuentos.

Dijo que esperan que este programa logre superar lo obtenido el año pasado y se convierta en una oportunidad para incrementar las ventas en los comercios, por lo que es necesario que, los empresarios, brinden ofertas reales que permitan atraer a los consumidores tanto locales como internacionales.

Señaló que el Buen Fin ha sido un gran atractivo para los visitantes guatemaltecos, por lo confían que la derrama económica en los comercios sea importante y que el arribo de los turistas comerciales mejore conforme se acerque el fin de semana, que es cuando ingresan en mayor cantidad.

Pidió a las autoridades del Instituto Nacional de Migración, Guardia Nacional y demás corporaciones policiacas a que brinden todas las facilidades para que los visitantes guatemaltecos lleguen a la ciudad sin ninguna complicación, ya que se estima que, de cada peso, 60 centavos es generado por los chapines.

Asimismo, pidió que la población aproveche este programa de manera consciente para evitar endeudarse, tal y como sucedió el año pasado en donde la mayoría de las compras se hicieron en efectivo o al contado y con tarjetas de débito, por lo que se evitó en aquel momento el crédito.