Más sectores se suman a las inconformidades contra los migrantes.

Tapachula, Chiapas.- Más sectores sociales se pronunciaron por la actitud que tienen los migrantes, en su mayoría haitianos, para tratar de presionar a las autoridades en el otorgamiento de la acreditación de refugios que les permitan continuar su camino al interior del país.

Durante dos días consecutivos, los migrantes han bloqueado en acceso de Tapachula a Puerto Madero, provocando un caos vial y frustración y coraje en los habitantes de esta ciudad, por lo que sectores sociales, hicieron un llamado a las autoridades para que se establezca el orden en esa zona y se recobre la libre circulación vehicular.

En videos que circulan en redes sociales, se pueden ver a los migrantes que agreden de manera impune, los vehículos de los conductores que intentan trasladarse al sur de la ciudad.

En este sentido, el representante de la UNTRAC en Chiapas, Fernando Unda Castañeda, condenó la actitud de estos migrantes que prácticamente han secuestrado la ciudad, con la complicidad de las autoridades que no han hecho nada por solucionar esta crisis migratoria que atenta contra la tranquilidad de los habitantes de este municipio.

Mencionó que la población ya no puede serguir siendo rehén de los migrantes, ya que si bien es cierto vienen de sus países tratando de encontrar una mejor condición de vida, los tapachultecos no deben de sufrir las consecuencias de su desesperación de no poder irse de esta ciudad.

Asimismo, el representante de la asociación Nueva Generación Vinculación Social, Alfredo de la Cruz Cordero, mencionó que el gobierno federal, y toda la clase política, incluyendo los legisladores, deben hacerse responsables de esta crisis migratoria, dándoles la posibilidad de que los migrantes sigan su camino y no se queden en Tapachula, porque no existen condiciones de trabajo para ellos.

Francisco Roblero Robles del Frente Amplio de Organizaciones, dijo que no solo la molestia del bloqueo de los migrantes los mantiene inconformes, sino la complacencia de las autoridades para permitirles vender de manera informal, situación que a los mexicanos no les brindan esa oportunidad.

Puntualizaron que la población está en el hartazgo de esta situación, pues la tranquilidad que tenía Tapachula antes de la llegada masiva de migrantes se vio vulnerada y las autoridades no hacen nada para recobrar la calma en esta ciudad.