Marzo registró 82 inhumaciones en el Panteón Jardín, 20 % por Covid.

Tapachula, Chiapas. – Desde hace varias semanas, Chiapas se encuentra en el color verde en el semáforo epidemiológico de la pandemia del Covid-19, sin embargo, las inhumaciones registradas en los diferentes cementerios no cesan.

En la mayoría de los sucesos reportados, los fallecidos son a consecuencia de enfermedades que tienen alguna relación al coronavirus, pero también hay otros casos constatados mediante las actas de defunción, donde indica que la causa de muerte es por Covid-19.

En este sentido, el director de panteones del Ayuntamiento de Tapachula, Saúl Escobar Borrayes, refirió que, oficialmente en el mes de marzo, tan sólo en el Panteón Jardín hubo 82 inhumaciones, de los cuales 14 fueron de personas que murieron a causa del COVID-19, de acuerdo a las actas de defunción.

El funcionario municipal, mencionó que, es importante que la población sepa que, este registro indica que no se debe bajar la guardia en todas las medidas sanitarias contra el coronavirus, debido a que continúan los reportes de fallecimientos aún cuando hay semáforo verde.

Señaló que el ayuntamiento de Tapachula, constantemente difunde el exhorto a la población de seguirse cuidando, desafortunadamente, se ve que en diferentes espacios, no se respeta la sana distancia, además que hay personas que siguen renuentes a usar el cubrebocas.

Por otro lado, Escobar Borrayes afirmó que, las condiciones de espacio en los diferentes panteones de Tapachula, están al límite, y desde que llegó la pandemia del coronavirus, se han multiplicado las inhumaciones, por ello, se trabaja en hacer una estrategia de búsqueda de familiares que tienen a sus seres queridos en total abandono.

En este sentido, sostuvo que hay tumbas que tienen muchos años sin ser visitadas, por lo que se lanzará una convocatoria invitando a los familiares a rehabilitar los espacios de sus seres queridos o si no hay familiares que reclamen el lugar puedan ser aprovechados para futuras inhumaciones.

Otras de las estrategias que se han hecho es que las personas que hayan contratado perpetuidad en los camposantos, puedan usar el mismo sitio, o utilizar espacios subterráneos para inhumar a dos o tres personas sobre ese mismo lugar.