Harán que los “viejitos” sepan el uso de mundo digital.

Tapachula, Chiapas.- El adulto mayor representa uno de los sectores de la población que tiene más complicaciones en el uso y manejo de teléfonos inteligentes; se dice que sólo el 30 por ciento de las personas mayores de 50 años en México, tienen un manejo adecuado de los aparatos tecnológicos.

Con la pandemia, en que las compras, así como todas las transacciones bancarias se hicieron en línea, los adultos mayores se vieron imposibilitados en pagar sus servicios o comprar su despensa en vía Internet, por lo que, siempre estuvieron dependiendo de algún familiar.  

Al respecto, el presidente del Centro Integral de Prevención y Rehabilitación en el Adulto Mayor (CIPRAM), José Antonio Manjarrez García, afirmó que se está organizando una cruzada de alfabetización digital en el adulto mayor que le permita, conocer el uso de un teléfono inteligente y así mantener una video llamada, usar aplicaciones, incluirse en una red social y un sinfín de actividades.

Destacó que se está haciendo una invitación a través del CIPRAM, para que, desde el norte hasta el sur del país, los adultos mayores tengan la oportunidad de conocer el uso y manejo de los celulares, tablets y computadoras, para convertir estas herramientas en partes de su vida diaria.

Asimismo, enfatizó que también se estará trabajando en la capacitación de los adultos mayores para obtener una cultura financiera que les apoye para saber gastar, ahorrar e invertir sus recursos económicos, sin la necesidad de depender de sus familiares, de donde muchas veces reciben abusos.

Manjarrez García afirmó que es una forma de llevar su economía y dimensionar la importancia de saber usar su dinero, ya que les ayuda en no gastarlo en cosas superfluas, aunado a que de por sí, su percepción económica, que está basado en su jubilación o algún apoyo social, es mínima, 

Puntualizó en que es importante que los gobiernos coadyuven con las asociaciones que se encargan en apoyar al adulto mayor, dado a que muchas veces, se mantienen apáticos a activar algún programa que les permita desarrollarse con autosuficiencia.