Saltar al contenido

Familias no pueden solventar la crisis económica por la inflación

Tapachula, Chiapas.- En los últimos meses, los productos de la canasta básica y de otros comestibles como el pollo, que es el producto de mayor consumo en los hogares, ha incrementado su precio considerablemente, representando un duro golpe en el bolsillo de las familias.

La lista para la despensa de las familias, se ha reducido constantemente, ya que el ingreso familiar sigue igual, pero no así los servicios que se pagan como el agua, la luz, el gas y las gasolinas, por lo que muchas familias se ven en la necesidad de endeudarse pidiendo préstamos para completar la quincena.

Asimismo, cada vez es más difícil cubrir los gastos que surgen de última hora como artículos para cumplir con las tareas escolares, comprar medicinas o cualquier otra emergencia, por lo que, los ciudadanos hacen un llamado al gobierno federal para buscar una estrategia que permita devolver el bienestar económico en la población.

Julio Mérida, trabaja por su cuenta manejando un taxi todos los días, y comenta que el incremento a las gasolinas, le reduce el ingreso familiar y por lo tanto, comentó que la situación se torna cada vez más difícil.

Mencionó que, hay productos que se podrían considerar del consumo de las familias pobres, como el frijol, sin embargo, ahora, asegura que es un lujo tenerlo en la mesa, y así otros productos que podían abundar, hoy se tienen que dosificar.

La economía que se mueve de manera interna en el país, es promovida con una mala estrategia, ya que, no se había tenido una inflación tan alta en los últimos 20 años, además que el supuesto incremento en los salarios mínimos no se ve reflejado en el bolsillo de las familias.

Mencionó que el gobierno debe estar pendiente de elaborar una estrategia que pueda apoyar a mitigar esta problemática económica, ya que según han dado a conocer especialistas en el tema, que la situación podría empeorar.