Saltar al contenido

Expectativa inflacionaria preocupa a las familias

Tapachula, Chiapas.- La situación económica está dañando cada vez más el poder adquisitivo de las familias, y ante la revelación de la encuesta del Banco de México, en que la expectativa de inflación anual que tienen los especialistas del sector privado se ubica en 7.45%, el contexto luce complicado para el resto del año.

Desde julio del 2021 cuando la inflación se ubicaba en 3.70 %, la tasa inflacionaria ha aumentado consecutivamente en 12 meses. El reporte del Banco de México se hizo a través de 38 grupos de análisis y consultoría que respondieron a la encuesta y anticiparon que habrá un histórico 9.47 por ciento al cierre del año.

Este resultado se trata del nivel más alto estimado por expertos consultados por Banxico, por lo que algunos sectores de la población en Tapachula mencionaron que las familias han resentido esta crisis económica desde hace dos años en que inició la pandemia del Covid-19, y desde entonces no ha habido una recuperación que permita respirar con tranquilidad a los jefes de familia.

José Rivas agregó que, con la actual situación económica, se suma el desempleo que no se ha podido revertir en esta región, aun cuando las autoridades dicen lo contrario, y es que, las familias desde hace dos años viven al día, muchas veces de un trabajo informal, por ello, la preocupación es que ya se anunció que esta inflación seguirá cuando menos en todo este año, además que las tasas de interés subieron de acuerdo al informe del Banco de México.

Indicó que el gobierno no puede estar apático ante lo que les pasa a las familias, por ello, es necesario que se implemente una estrategia que ayude a minimizar los estragos de estas dificultades económicas que han privado de los insumos básicos al núcleo familiar que da como resultado el incremento en el nivel de pobreza, principalmente en las regiones de zonas marginadas.

Finalmente, el ministro de la iglesia llamó a la población para que, en estos momentos difíciles para el país, prevalezca la unión, la cordura y el gasto responsable, debido a que, por las situaciones económicas adversas, muchas veces las familias comienzan a desintegrarse, por lo que, pidió fortalecerse espiritualmente.