Saltar al contenido

En este ciclo escolar el 50 por ciento de niños de preescolar tienen malos hábitos alimenticios y obesidad.

Luego de dos años de pandemia donde muchos niños y jóvenes de los diferentes niveles educativos cursaron desde casa las actividades educativas, y la alimentación se les proporcionaba desde el hogar, en la actualidad ya se tienen una reincorporación a las aulas, siendo las edades de preescolar quienes se han visto afectados en su salud debido a una mala alimentación.

En este sentido Sergio Alberto Gutiérrez Cadena Nutriólogo del centro de Salud de indeco en Tapachula señaló, para este ciclo 2022-2023 el inicio de clases ya es presencial por lo que se ha detectado Malos hábitos alimenticios y con sobrepeso en edades de preescolar, ya que los padres de familias mandan alimentos chatarra para el receso de sus hijos.

Mencionó, después de la pandemia se ha incrementado esto problemas de alimentación en un 50 por ciento.

Señaló, por la edad escolar en la que están los menores de edad, la alimentación en el receso sólo debería de ser un complemento nutritivo, puesto que lo ideal es que los niños acudan a sus clases ya desayunados desde casa.

Mencionó, lo productos que son comprados y entregado tienen altos índices de sodio, azucares, grasas saturadas entre otros, que provoca riesgo en la salud de los menores.

Destacó, la pandemia generó un retroceso en los estilos de vida saludable que se implementaba o se comenzaba a dar en las escuelas por los padres de familias.

Añadió, el principal problema por el consumo de alimentos chatarra es el sobrepeso que se puede experimentar a edades tempranas, siendo una situación que desencadene otras enfermedades tañes como diabetes, problemas circulatorios, cardiovasculares en las edades de la adolescencia o adultez.

Añadió, una situación parecida se vive en los niveles de primarias y secundarias, donde los jóvenes están expuestos al consumo de alimentos ricos en grasas.

Recomendó a los padres de familia que se genere el hábito de desayunar desde casas, con alimentos saludables y que estén preparados bajo los controles de salubridad.

Mencionó, conmemorando el día mundial de la alimentación se realizarían actividades con niños de preescolar y padres de familias para promover los hábitos alimenticos saludables y temas de salud.